Sugar Ray Robinson recupera el cinturón

Sugar Ray Robinson recupera el cinturón

El 12 de septiembre de 1951, el ex campeón de peso mediano Sugar Ray Robinson derrota a Randy Turpin para recuperar el cinturón frente a 61,370 espectadores en el Polo Grounds de la ciudad de Nueva York. Robinson, un nativo de la ciudad de Nueva York, había perdido el cinturón ante Turpin dos meses antes en el Londres natal de Turpin.

En 1951, Sugar Ray Robinson fue considerado el mejor luchador libra por libra en la historia del boxeo. Ese verano, Robinson viajó a Gran Bretaña para unas vacaciones y una gira publicitaria antes de su pelea programada para el 10 de julio con Turpin, en la que Sugar Ray fue muy favorecida. Sin embargo, para sorpresa de sus fanáticos de todo el mundo, el sorprendentemente fuerte Turpin golpeó a Robinson y ganó el partido en una decisión de 15 asaltos. Posteriormente, Robinson solicitó y se le concedió una revancha.

Dos meses después, el 12 de septiembre, Polo Grounds estableció un récord de asistencia a la pelea de peso mediano para la revancha. La multitud estaba llena de personalidades conocidas, desde el general del ejército de los EE. UU. Douglas MacArthur hasta estrellas del cine y el teatro. Robinson, decidido a vengar su derrota, se entrenó intensamente para la revancha, negándose una vez más a tomar a su oponente demasiado a la ligera. Desde el primer toque de campana, Robinson de 31 años dictó el ritmo de la pelea a su oponente de 23 años y ganó cada uno de los primeros siete asaltos de manera decisiva. En el octavo asalto, sin embargo, Robinson pareció cansarse y Turpin luchó con una nueva intensidad, golpeando y lastimando a Robinson por primera vez en la pelea. En el noveno asalto, Turpin lanzó numerosas manos derechas a la cabeza de Robinson, abriendo un corte sobre su ojo izquierdo. Aún así, Robinson pudo recuperar el control de la pelea en el décimo, cuando derribó a Turpin con un derechazo en la mandíbula. Cuando Turpin estuvo listo para continuar, Robinson, revitalizado, desató un ataque en su cabeza y cuerpo. A los dos minutos y 52 segundos del décimo asalto, el árbitro Rudy Goldstein detuvo la pelea y Robinson recibió una lluvia de adulación por parte de la adorada multitud local.

Robinson se retiró del boxeo en 1965 con 110 nocauts en su haber. Fue incluido en el Salón de la Fama del Boxeo Internacional en 1967 y murió en 1989.


Sugar Ray Robinson

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Sugar Ray Robinson, por nombre de Walker Smith, Jr., (nacido el 3 de mayo de 1921 en Detroit, Michigan, EE. UU.; fallecido el 12 de abril de 1989 en Culver City, California), boxeador profesional estadounidense, seis veces campeón mundial: una vez como peso welter (147 libras), de 1946 a 1951, y cinco veces como peso mediano (160 libras), entre 1951 y 1960. Muchas autoridades lo consideran el mejor boxeador de la historia.

Ganó 89 peleas amateur sin derrota, peleando primero bajo su propio nombre y luego como Ray Robinson, usando el certificado amateur de otro boxeador de ese nombre para calificar para una pelea. Ganó los títulos de los Guantes de Oro como peso pluma en 1939 y como peso ligero en 1940.

Robinson ganó 40 peleas profesionales consecutivas antes de perder ante Jake LaMotta en una de sus seis batallas. El 20 de diciembre de 1946, ganó el campeonato de peso welter al derrotar a Tommy Bell en una decisión de 15 asaltos. Robinson renunció a este título al ganar el campeonato de peso mediano por nocaut en 13 asaltos de LaMotta el 14 de febrero de 1951. Perdió el título de las 160 libras ante Randy Turpin de Inglaterra en 1951 y lo recuperó de manos de Turpin más tarde ese año. En 1952 se perdió por poco derrotar a Joey Maxim por la corona de peso semipesado (175 libras) y unos meses más tarde se retiró.

Robinson regresó al ring en 1954, recuperó el título de peso mediano de Carl (Bobo) Olson en 1955, lo perdió y lo recuperó de Gene Fullmer en 1957, se lo cedió a Carmen Basilio ese mismo año y por última vez ganó el título de 160. Libra el campeonato al derrotar a Basilio en una pelea salvaje en 1958. Paul Pender derrotó a Robinson para ganar el título el 22 de enero de 1960, y también ganó su pelea de regreso.

Robinson continuó luchando hasta finales de 1965, cuando tenía 45 años. En 201 combates profesionales, tuvo 109 nocauts. Sufrió solo 19 derrotas, la mayoría de ellas cuando tenía más de 40 años. Su capacidad sobresaliente y su personalidad extravagante lo convirtieron en un héroe de los fanáticos del boxeo en todo el mundo. Cuando se jubiló apareció en televisión y en películas y formó una fundación juvenil en 1969.

Los editores de Encyclopaedia Britannica Este artículo fue revisado y actualizado por última vez por Adam Augustyn, editor en jefe, contenido de referencia.


Gana el primer título mundial

Robinson reanudó su apretada agenda de peleas en el otoño de 1944 y construyó otra racha de victorias, ganando cinco peleas antes de que terminara ese año, nueve en 1945 y 16 en 1946. Fue en la última pelea en 1946 en la que Robinson ganó su primer mundial. título. Había corrido su récord a 74-1 cuando la Asociación Nacional de Boxeo (precursora de la actual Asociación Mundial de Boxeo) le otorgó una pelea contra Tommy Bell por el campeonato mundial de peso welter vacante. Robinson ganó la pelea por decisión en 15 asaltos y sus días como campeón de boxeo habían comenzado.

Robinson se mantuvo en forma con cuatro combates sin título a principios de 1947, luego puso su título en juego por primera vez contra Jimmy Doyle el 24 de junio. En lo que suena a leyenda pero en realidad es un hecho, Robinson soñó la noche anterior a la pelea que él mataría a Doyle con un gancho de izquierda. Robinson fue sacudido por el sueño y trató de retirarse de la pelea, pero los promotores llamaron a un sacerdote católico para asegurarle que sus preocupaciones eran injustificadas y que debía seguir adelante con la pelea. En el octavo asalto, al igual que en el sueño, Robinson golpeó a Doyle con un devastador gancho de izquierda. Doyle fue sacado del ring en una camilla y murió al día siguiente sin recuperar el conocimiento. En la investigación del forense, se le preguntó a Robinson si sabía que Doyle estaba herido, y él respondió, citado por Carpenter, & # x201C Es mi negocio mantener a los combatientes en problemas cuando & # x2019 están heridos. & # x201D Leila Smith dijo más tarde que creía que su hijo estaba traumatizado durante toda su vida por el incidente.

Robinson no dejó que la tragedia lo detuviera, sin embargo, y ganó cinco peleas más, todas por nocaut, antes de que terminara el año. Una fue la defensa del título contra Chuck Taylor, y ganó cinco peleas más y una defensa más del título en 1948. Peleó 13 veces en 1949, obteniendo 12 victorias y un empate & # x2014 el empate en una pelea sin título con Henry Brimm & # x2014 y ganó su única defensa del título ese año contra Kid Gavil & # xE1 n en Filadelfia. Aceleró el ritmo en 1950, peleó 19 combates y los ganó todos, incluida una defensa del título contra Charley Fusari.

En 1950, Robinson hizo otro movimiento en su carrera, subió al peso mediano y ganó el título de peso mediano de Pensilvania. Defendió ese título dos veces, nunca llegando al límite de peso mediano completo de 160 libras, pero rondando los 150 y luchando contra hombres más grandes, algo que Robinson nunca tuvo miedo de hacer. En noviembre y diciembre realizó su primera gira por Europa, algo que suena extraño hoy en día cuando los peleadores rara vez boxean más de cuatro o cinco veces en un año. Ganó peleas sin título en Francia, Bélgica, Suiza y Alemania, antes de poner su mirada en el título mundial de peso mediano.

Para ganar ese premio, Robinson necesitaba reencontrarse con un viejo rival. Ya había vencido a Jake LaMotta cuatro veces en cinco peleas, pero desde la última vez que pelearon cinco años antes, LaMotta había ganado el título de peso mediano de la NBA. Su pelea el día de San Valentín, el 14 de febrero de 1951, fue su sexto encuentro, pero el primero en el que estaba en juego una corona. Robinson gradualmente tomó el control de la primera mitad de la pelea, y durante las últimas rondas golpeó a LaMotta con una de las palizas más salvajes en la historia del deporte hasta que el médico en el ringside pidió que la pelea se detuviera en la 13a ronda. . Debido a que la pelea se había llevado a cabo en Chicago, los escritores de boxeo que estaban allí decretaron la pelea y otra Masacre del Día de San Valentín. & # x201D La pelea fue recreada en la biografía de la película de 1980 de Martin Scorcese de LaMotta, & # x201C Raging Bull, & # x201D con Robert DeNiro como LaMotta, siguiendo a Robinson alrededor del ring después de la pelea & # x2019 s burla final, & # x201C Nunca me decepcionaste, Ray. Nunca me decepcionaste. & # x201D La victoria marcó el final del reinado de Robinson & # x2019 como campeón de peso welter, lo que algunos han llamado su mejor época, pero comenzó una carrera más larga en las categorías de peso mediano.


Celebrando el Mes de la Historia Afroamericana: Sugar Ray Robinson

A menudo considerado el mejor peleador libra por libra de todos los tiempos, Sugar Ray Robinson gobernó las divisiones de 147 y 155 libras durante dos décadas y libró seis peleas que definieron su carrera contra Jake LaMotta, luego inmortalizado en la película de Martin Scorsese Raging Bull. .

Sugar Ray Robinson se agacha por debajo de la izquierda de Rocky Graziano en el Estadio de Chicago en 1952.

Robinson, quien nació como Walker Smith, adoptó su nuevo apodo cuando tomó prestada otra tarjeta de luchador y rsquos Amateur Athletic Union para su primera pelea. Obtuvo 40 victorias consecutivas para comenzar su carrera.

LaMotta le dio a Robinson su primera derrota en 1943, aunque a Robinson le tomaría casi otros cuatro años ganar su primera oportunidad por el título porque no cooperaría con la mafia.

Después de la derrota ante LaMotta, Robinson pasó 91 peleas seguidas durante nueve años sin ser derrotado, la tercera racha más larga en la historia del boxeo, para llevar su récord a 128-1-2. Robinson venció a LaMotta cinco veces durante ese tramo.

Finalmente perdió de nuevo en Londres en julio de 1951, cuando fue derrotado en 15 asaltos por el inglés Randy Turpin. Robinson ganó una revancha en Nueva York, sin embargo, dos meses después.

Fue debido a la habilidad de Robinson & rsquos para moverse alrededor de las categorías de peso (incluso desafió a Joey Maxim por el título de las 178 libras) que los escritores de boxeo inventaron las comparaciones libra por libra.

Debido a las dificultades financieras, Robinson luchó mucho más allá de su tiempo. Se retiró en 1965 con un récord de 173-19-6.

Después de boxear, Robinson probó suerte en el mundo del espectáculo, actuando en televisión y cine. Murió a la edad de 67 años en Los Ángeles el 12 de abril de 1989.


Carrera profesional

En una carrera que duró 25 años, Robinson acumuló 175 victorias, 110 nocauts y solo 19 derrotas.

Robinson comenzó su carrera con la asombrosa cantidad de 40 victorias consecutivas y los fanáticos del box lo llamaron el 'campeón sin corona' debido a que la mafia, con quien Robinson se negó a jugar bien, le negó la oportunidad de pelear por el título mundial de peso welter hasta después de la guerra. Cuando Robinson finalmente consiguió su oportunidad por el cinturón en 1946, se llevó a casa la corona con una decisión unánime en 15 asaltos sobre Tommy Bell Robinson mantendría el título de peso welter hasta 1951. Seis años después, Robinson capturó el título de peso mediano por primera vez. derrotando a Jake LaMotta. En 1958, se había convertido en el primer boxeador en ganar un campeonato mundial divisional cinco veces.

Robinson y su habilidad para cruzar clases de peso hicieron que los fanáticos del boxeo y los escritores lo llamaran "libra por libra, el mejor", un sentimiento que no se ha desvanecido a lo largo de los años. A Muhammad Ali le gustaba llamar a Robinson & quot; el rey, el maestro, mi ídolo & quot. El anillo La revista colocó a Robinson en el puesto número 1 en su libro `` Los 100 mejores boxeadores de todos los tiempos ''.

Fuera del ring, Robinson disfrutó de su celebridad, desfilando por Harlem con un Cadillac rosa y haciendo apariciones en su club nocturno Harlem de alto perfil. Dondequiera que iba, traía un gran séquito de entrenadores, mujeres y miembros de la familia. Se estima que Robinson, quien no se disculpó por sus generosos gastos, ganó más de $ 4 millones como boxeador, todo lo cual se quemó, lo que lo obligó a continuar boxeando mucho más tiempo del que debería.

Robinson finalmente se retiró definitivamente del deporte en 1965. Dos años después, fue incluido en el Salón de la Fama del Boxeo Internacional.


25 de marzo de 1958: Robinson vs Basilio II

Sugar Ray Robinson, considerado por muchos como el mejor boxeador de todos los tiempos libra por libra, rara vez se encontraba desamparado, pero eso es exactamente lo que se dirigía a su regreso con & # 8220The Onion Farmer & # 8221. Carmen Basilio dura y tenaz. En septiembre anterior, el campeón Robinson, habiendo recuperado la corona de peso mediano de manera impactante de manos de Gene Fullmer, se defendió contra el campeón de peso welter Basilio en el Yankee Stadium. Una guerra épica, reñida, de quince asaltos fue el resultado con el hombre más pequeño tomando una decisión cercana. Había sido la elección obvia para la Pelea del año de 1957 & # 8217.

Ahora estaban listos para la revancha y la sensación era que Robinson, de casi 37 años, con 148 peleas profesionales en su haber, tenía que estar en declive mientras que Basilio, seis años más joven, dos veces campeón de welter con grandes victorias sobre Tony DeMarco y Johnny Saxton, todavía estaba en su mejor momento. Parecía haber pocas razones para esperar que el anciano Robinson revirtiera el resultado de la primera batalla. Los escribas de boxeo y los expertos sobre el ring en el estadio de Chicago esa noche se prepararon para despedir a través del humo del cigarro al incomparable Sugar Ray, sin duda uno de los más grandes en ponerse los guantes, una leyenda del ring que ahora está lista para hacerse a un lado. y ocupar su lugar junto a luminarias como Joe Gans, Harry Greb, Benny Leonard y Joe Louis.

Basilio y Robinson vuelven a sus rincones tras otro asalto furioso.

Pero en lugar de un final, Robinson vs Basilio II resultó ser otro capítulo emocionante, sin mencionar un nuevo giro en la trama, en la larga leyenda del Sugarman. En lugar de decir adiós, la tribu del boxeo solo pudo sacudir la cabeza con asombro ante otra brillante guerra de ida y vuelta y otro gran triunfo de Ray, aunque resultaría ser uno de los últimos.

Desde la campana de apertura, Robinson vs Basilio II fue un tiroteo brutal entre pugilistas altamente calificados que, dejando de lado la deportividad, no se gustaban particularmente entre sí. Un Robinson agresivo y de pies planos comenzó rápido y trabajó para imponerse al hombre más pequeño, mientras que Basilio evadió consistentemente el jab de Ray y lo pasó para golpear al cuerpo, los intercambios resultantes en el bolsillo fueron prolongados y nada menos que viciosos. El arma más potente de Basilio fue un gancho de izquierda con sacudidas tanto en el cuerpo como en la cabeza. Robinson fue el uppercut de derecha, que balanceó con abandono, como un badajo de hierro en una campana enorme.

Sin embargo, ya en la cuarta ronda, el ojo izquierdo del campeón # 8217 comenzó a molestarlo. Robinson no perdió el tiempo aprovechándose, abriendo y anotando fuertemente en las rondas cinco y seis, al final de las cuales la óptica se había cerrado tan fuerte como una almeja. Este deterioro, tanto como cualquier otra cosa, decidió el resultado.

& # 8220 No pude & # 8217 tomar mi distancia justo después de cerrar el ojo & # 8221, dijo Basilio más tarde a los periodistas. & # 8220Si no puedes & # 8217t conseguir distancia, te encuentras fuera de balance. & # 8221

A pesar de su desventaja, el campeón no concedió nada y se defendió como un glotón acorralado. Mientras Robinson solidificaba su ventaja en las rondas siete y ocho, Basilio subió en la novena, estableciendo una lucha fundamental en las siguientes dos rondas, la más intensa de la batalla. El maestro boxeador ahora carecía de la energía para evitar feroces intercambios de golpes de poder y el campeón, a pesar de estar medio ciego, comenzó a golpear el objetivo con más frecuencia, a veces doblando a Ray con golpes fuertes de ambas manos.

Fue una batalla agotadora e intensa durante todo el camino, pero a medida que avanzaban en la recta final, fue Robinson quien aceleró el ritmo, superando a su adversario en las dos últimas rondas. La agresividad de Sugar Ray & # 8217 selló la victoria por un estrecho margen, aunque de hecho el árbitro anotó el partido para Basilio. Los dos jueces, y la mayoría de los asistentes al ring, vieron a Ray sacar lo mejor de él en una brutal guerra de ida y vuelta que se llevó mucho de ambos hombres. De hecho, el nuevo campeón estaba tan agotado y dolido que sus manejadores necesitaron una camilla para transportarlo de regreso a su camerino donde se negó a entrar a la prensa.

A pesar de la histórica victoria, estaba claro que Ray se acercaba al final. Y, sin embargo, se negó a renunciar, compitiendo durante otros ocho años y luchando contra clientes tan duros como Gene Fullmer, Denny Moyer, Paul Pender y Joey Giardello, entre muchos otros. Claramente nunca quiso retirarse y no lo hizo hasta que tuvo 44 años y sufrió pérdidas en la competencia de nivel B.

Basilio luego recibiría tres oportunidades de recuperar el cinturón de peso mediano, perdiendo dos ante Fullmer y una ante Pender. Quizás mostrando más sentido común que Robinson, se retiró inmediatamente después de esa tercera derrota, a la edad relativamente joven de 34 años.

Después de la batalla: Basilio en su camerino. Angelo Dundee a la izquierda.

Ningún oponente fue más significativo para Basilio que el gran Robinson y, a pesar de perder, su actuación en su segunda batalla se encuentra entre las más valientes. Mostrando un corazón y una dureza asombrosos, nunca dejó de presionar a Robinson, nunca dejó de colgar cuero, a pesar de una desventaja de tamaño significativa y una lesión grave. La actuación de Robinson esa noche también se erige como uno de sus mejores logros, ya que recuperó la corona de peso mediano por quinta vez que estableció un récord. Ambos enfrentamientos Robinson vs Basilio fueron guerras magníficamente salvajes, disputadas al más alto nivel entre campeones ahora legendarios, y claramente merecen su estatus como dos de las peleas de quince asaltos más grandes en la historia del peso mediano. & # 8212 Michael Carbert


Cinco combates entre titanes y cinco decisiones

Sugar Ray Robinson vs.Jake LaMotta tuvo más secuelas, y mejor drama, que Sylvester Stallone. Rocoso películas.

La primera derrota de Robinson en 126 peleas de aficionados y profesionales llegó en manos de LaMotta en su segundo enfrentamiento cara a cara. LaMotta anotó una caída en la primera ronda de su primera pelea solo para ver a Robinson ganar por decisión unánime, por lo que literalmente lo envió a través de las cuerdas en la octava ronda de la revancha: Sugar Ray fue salvado por la campana & # 8212 cuatro meses después en una decisión unánime dio lugar a un enfrentamiento de rencor solo tres semanas después.

Ese tercer combate vio a LaMotta dejar caer a Robinson, quien estaba siendo incluido en el Ejército al día siguiente, para un conteo de nueve en el séptimo asalto solo para perder otra decisión. Renovaron su rivalidad dos años después en el Madison Square Garden, donde Robinson anotó una decisión unánime.

El quinto enfrentamiento entre LaMotta y Robinson fue fácilmente el más controvertido. Peleando en Comiskey Park en Chicago el 26 de septiembre de 1945, Robinson recibió una decisión dividida que calificó como la pelea más dura que había tenido con LaMotta. Muchos de los asistentes estaban convencidos de que LaMotta debería haber obtenido la decisión.

Después de tantos partidos entre ellos en un corto período, Robinson y LaMotta siguieron caminos separados durante más de cinco años. Robinson continuó derribando a sus oponentes y se llevó su primer cinturón de campeonato en diciembre de 1946. LaMotta hizo una racha de 20-3-1 para ganar su exitosa oportunidad por el título contra Marcel Cerdan.


Contenido

Robinson nació como Walker Smith Jr. en Ailey, Georgia, de Walker Smith Sr. y Leila Hurst. [9] Robinson era el menor de tres hijos, su hermana mayor Marie nació en 1917 y su otra hermana Evelyn en 1919. Su padre era un agricultor de algodón, maní y maíz en Georgia, que trasladó a la familia a Detroit, donde inicialmente Encontré trabajo en la construcción. [9] Según Robinson, Smith Sr. más tarde tuvo dos trabajos para mantener a su familia: mezclador de cemento y trabajador de alcantarillado. "Tenía que levantarse a las seis de la mañana y llegar a casa cerca de la medianoche. Seis días a la semana. El único día que realmente lo vi fue el domingo. Siempre quise estar más con él". [10]

Sus padres se separaron y se mudó con su madre al vecindario de Harlem en la ciudad de Nueva York a la edad de doce años. Robinson originalmente aspiraba a ser médico, pero después de abandonar la escuela secundaria DeWitt Clinton (en el Bronx) en noveno grado, cambió su objetivo al boxeo. [11] Cuando tenía 15 años, intentó participar en su primer torneo de box, pero le dijeron que primero tenía que obtener una tarjeta de membresía de la AAU. Sin embargo, no pudo conseguir uno hasta los dieciocho años. Recibió su nombre cuando eludió la restricción de edad de la AAU al pedir prestado un certificado de nacimiento a su amigo Ray Robinson. [12] Posteriormente, una dama del público le dijo que era "dulce como el azúcar" en una pelea en Watertown, Nueva York, y Smith Jr. se hizo conocido como "Sugar" Ray Robinson. [13] [14]

Robinson idolatraba a Henry Armstrong y Joe Louis cuando era joven, y de hecho vivía en la misma cuadra que Louis en Detroit cuando Robinson tenía 11 años y Louis 17. [13] Fuera del ring, Robinson se metía en problemas con frecuencia cuando era joven, y estuvo involucrado con una pandilla callejera. [13] Se casó a los 16. La pareja tuvo un hijo, Ronnie, y se divorció cuando Robinson tenía 19. [13] Según los informes, terminó su carrera amateur con un récord de 85-0 con 69 nocauts, 40 en la primera ronda, aunque esto ha sido disputado. [15] Ganó el campeonato de peso pluma de los Guantes de Oro de Nueva York en 1939 (derrotó a Louis Valentine por 3 puntos), y el campeonato de peso ligero de los Guantes de Oro de Nueva York en 1940 (derrotó a Andy Nonella KO 2). [12]

Carrera temprana Editar

Robinson hizo su debut profesional el 4 de octubre de 1940, ganando por nocaut en la segunda ronda sobre Joe Echevarria. Robinson peleó cinco veces más en 1940, ganando cada vez, con cuatro victorias por nocaut. En 1941, derrotó al campeón mundial Sammy Angott, al futuro campeón Marty Servo y al ex campeón Fritzie Zivic. La pelea Robinson-Angott se llevó a cabo por encima del límite de peso ligero, ya que Angott no quería arriesgarse a perder su título de peso ligero. Robinson derrotó a Zivic frente a 20,551 en el Madison Square Garden, una de las multitudes más grandes en la arena hasta la fecha. [16] Robinson ganó las primeras cinco rondas, según Joseph C. Nichols de Los New York Times, antes de que Zivic regresara para aterrizar varios golpes en la cabeza de Robinson en el sexto y séptimo asalto. [16] Robinson controló las siguientes dos rondas y tuvo a Zivic en la novena. Después de una décima ronda cerrada, Robinson fue anunciado como el ganador en las tres tarjetas. [dieciséis]

En 1942 Robinson noqueó a Zivic en el décimo asalto en una revancha en enero. La derrota por nocaut fue solo la segunda de la carrera de Zivic en más de 150 peleas. [17] Robinson lo derribó en el noveno y décimo asalto antes de que el árbitro detuviera la pelea. Zivic y su esquina protestaron por el paro James P. Dawson de Los New York Times declaró "[l] os estaban criticando un acto humano. La batalla había sido una masacre, a falta de una palabra más delicada". [17] Robinson luego ganó cuatro combates consecutivos por nocaut, antes de derrotar a Servo en una controvertida decisión dividida en su revancha de mayo. Después de ganar tres peleas más, Robinson se enfrentó a Jake LaMotta, quien se convertiría en uno de sus rivales más destacados, por primera vez en octubre. Derrotó a LaMotta por decisión unánime, aunque no logró derribar a Jake. Robinson pesó 145 lb (66 kg) en comparación con 157.5 para LaMotta, pero pudo controlar la pelea desde el exterior durante toda la pelea y, de hecho, conectó los golpes más duros durante la pelea. [18] Robinson luego ganó cuatro peleas más, incluidas dos contra Izzy Jannazzo, del 19 de octubre al 14 de diciembre. Por sus actuaciones, Robinson fue nombrado "Luchador del año". Terminó 1942 con un total de 14 victorias y ninguna derrota.

Robinson construyó un récord de 40-0 antes de perder por primera vez ante LaMotta en una revancha de 10 asaltos. [19] LaMotta, quien tenía una ventaja de peso de 16 libras (7.3 kg) sobre Robinson, derribó a Robinson del ring en el octavo asalto y ganó la pelea por decisión. La pelea tuvo lugar en la antigua ciudad natal de Robinson, Detroit, y atrajo a una multitud récord. [19] Después de ser controlado por Robinson en las primeras partes de la pelea, LaMotta regresó para tomar el control en las rondas posteriores. [19] Después de ganar la tercera pelea de LaMotta menos de tres semanas después, Robinson derrotó a su ídolo de la infancia: el ex campeón Henry Armstrong. Robinson luchó contra Armstrong solo porque el hombre mayor necesitaba dinero. Armstrong ya era un viejo luchador, y Robinson declaró más tarde que llevaba al ex campeón.

El 27 de febrero de 1943, Robinson fue incluido en el ejército de los Estados Unidos, donde nuevamente se lo conoció como Walker Smith. [20] Robinson tuvo una carrera militar de 15 meses. Robinson sirvió con Joe Louis, y la pareja realizó giras en las que realizaron combates de exhibición frente a las tropas del ejército de los EE. UU. Robinson se metió en problemas varias veces mientras estaba en el ejército. Discutió con los superiores que sentía que lo discriminaban y se negó a luchar contra las exhibiciones cuando le dijeron que los soldados afroamericanos no podían verlos. [13] [21] A finales de marzo de 1944, Robinson estaba estacionado en Fort Hamilton en Brooklyn, esperando embarcar a Europa, donde estaba programado para realizar más partidos de exhibición. Pero el 29 de marzo, Robinson desapareció de su cuartel. Cuando se despertó el 5 de abril en el Hospital Fort Jay en Governor's Island, se había perdido su viaje a Europa y se sospechaba que había desertado. Él mismo informó haber caído por las escaleras de su cuartel el día 29, pero dijo que tenía amnesia completa, y no recordaba ningún hecho desde ese momento hasta el día 5. Según su expediente, un extraño lo encontró en la calle el 1 de abril y lo ayudó a llegar a un hospital. En su informe de examen, un médico de Fort Jay concluyó que la versión de Robinson de los hechos era sincera. [22] Fue examinado por autoridades militares, quienes afirmaron que padecía una deficiencia mental. [23] A Robinson se le concedió una baja honorable el 3 de junio de 1944. Más tarde escribió que la cobertura de prensa injusta del incidente lo había "calificado" de "desertor". [24] Robinson mantuvo su estrecha amistad con Louis desde su tiempo en el servicio militar, y los dos empezaron a hacer negocios juntos después de la guerra. Planearon iniciar un negocio de distribución de licores en la ciudad de Nueva York, pero se les negó la licencia debido a su raza. [25]

Además de la derrota en la revancha de LaMotta, la única otra marca en el récord de Robinson durante este período fue un empate a 10 asaltos contra José Basora en 1945.

Campeón de peso welter Editar

Para 1946, Robinson había peleado 75 peleas con un récord de 73-1-1, y venció a todos los principales contendientes en la división de peso welter. Sin embargo, se negó a cooperar con la mafia, que controlaba gran parte del boxeo en ese momento, y se le negó la oportunidad de luchar por el campeonato de peso welter. [26] Robinson finalmente tuvo la oportunidad de ganar un título contra Tommy Bell el 20 de diciembre de 1946. Robinson ya había vencido a Bell una vez por decisión en 1945. Los dos lucharon por el título dejado vacante por Servo, quien había perdido dos veces ante Robinson. en combates sin título. En la pelea, Robinson, quien solo un mes antes había estado involucrado en una pelea de 10 asaltos con Artie Levine, fue derribado por Bell. La pelea fue llamada una "guerra", pero Robinson pudo sacar una cerrada decisión en 15 asaltos, ganando el título vacante de peso welter mundial. [27]

En 1948 Robinson peleó cinco veces, pero solo una pelea fue una defensa del título. Entre los peleadores que derrotó en esos combates sin título estaba el futuro campeón mundial Kid Gavilán en una pelea cerrada y controvertida a 10 asaltos. Gavilán lastimó a Robinson varias veces en la pelea, pero Robinson controló las rondas finales con una serie de golpes y ganchos de izquierda. [28] En 1949, boxeó 16 veces, pero nuevamente solo defendió su título una vez. En esa pelea por el título, revancha con Gavilán, Robinson volvió a ganar por decisión. La primera mitad de la pelea estuvo muy cerrada, pero Robinson tomó el control en la segunda mitad. Gavilán tendría que esperar dos años más para comenzar su propio reinado histórico como campeón de peso welter. El único boxeador en igualar a Robinson ese año fue Henry Brimm, quien luchó contra él en un empate de 10 asaltos en Buffalo.

Robinson peleó 19 veces en 1950. Defendió con éxito su título de peso welter por última vez contra Charley Fusari. Robinson ganó una decisión desigual en 15 asaltos, derribando a Fusari una vez. Robinson donó todo menos $ 1 de su bolso para la lucha de Fusari a la investigación del cáncer. [29] En 1950 Robinson luchó contra George Costner, quien también había comenzado a llamarse a sí mismo "Sugar" y declaró en las semanas previas a la pelea que él era el legítimo poseedor del nombre. "Es mejor que toquemos los guantes, porque esta es la única ronda", dijo Robinson mientras los peleadores se presentaban en el centro del ring. "Tu nombre no es Sugar, el mío sí." [30] Robinson luego noqueó a Costner en 2 minutos y 49 segundos.

Incidente de Jimmy Doyle Editar

En junio de 1947, después de cuatro combates sin título, Robinson estaba programado para defender su título por primera vez en un combate contra Jimmy Doyle. Robinson inicialmente se retiró de la pelea porque tenía un sueño de que iba a matar a Doyle. Un sacerdote y un ministro lo convencieron de pelear. Se demostró que su sueño era realidad. [31] El 25 de junio de 1947 Robinson dominó a Doyle y anotó un nocaut decisivo en el octavo asalto que dejó a Doyle inconsciente y resultó en la muerte de Doyle esa misma noche. [32] Robinson dijo que el impacto de la muerte de Doyle fue "muy penoso". [A]

Después de su muerte, se amenazaron con cargos penales contra Robinson en Cleveland, que incluyeron el asesinato, aunque ninguno se materializó en realidad. Después de enterarse de las intenciones de Doyle de usar el dinero de la pelea para comprarle una casa a su madre, Robinson le dio a la madre de Doyle el dinero de sus siguientes cuatro peleas para que ella pudiera comprarse una casa, cumpliendo la intención de su hijo. [33] [34]

Campeón de peso medio Editar

En su autobiografía se afirma que una de las principales consideraciones para su ascenso al peso mediano fue la creciente dificultad que tenía para alcanzar el límite de peso welter de 67 kg (147 lb). [35] Sin embargo, el ascenso también resultaría beneficioso financieramente, ya que la división contenía algunos de los nombres más importantes del boxeo. Compitiendo por el título de peso mediano del estado de Pensilvania en 1950, Robinson derrotó a Robert Villemain. Ese mismo año, en defensa de esa corona, derrotó a José Basora, con quien previamente había empatado. El nocaut de Robinson en 50 segundos en el primer asalto sobre Basora estableció un récord que se mantendría durante 38 años. En octubre de 1950, Robinson noqueó a Bobo Olson, futuro poseedor del título de peso mediano.

El 14 de febrero de 1951, Robinson y LaMotta se reunieron por sexta vez. La pelea se conocería como La masacre del día de San Valentín. Robinson ganó el título mundial indiscutible de peso medio con un nocaut técnico en el 13º asalto. [36] Robinson superó a LaMotta en las primeras 10 rondas, luego desató una serie de combinaciones salvajes en LaMotta durante tres rondas, [13] finalmente detuvo al campeón por primera vez en su legendaria serie de seis combates y le dio a LaMotta su primera pelea legítima. derrota por nocaut en 95 combates profesionales. [37] LaMotta había perdido por nocaut ante Billy Fox al principio de su carrera. Sin embargo, luego se dictaminó que esa pelea había sido arreglada y LaMotta fue sancionada por dejar que Fox ganara. Esa pelea, y algunas de las otras peleas en la rivalidad de seis peleas Robinson-LaMotta, fue representada en la película de Martin Scorsese. Toro furioso. "Luché contra Sugar Ray con tanta frecuencia que casi tengo diabetes", dijo LaMotta más tarde. [14] Robinson ganó cinco de sus seis combates con LaMotta.

After winning his second world title, he embarked on a European tour which took him all over the Continent. Robinson traveled with his flamingo-pink Cadillac, which caused quite a stir in Paris, [38] and an entourage of 13 people, some included "just for laughs". [39] He was a hero in France due to his recent defeat of LaMotta—the French hated LaMotta for defeating Marcel Cerdan in 1949 and taking his championship belt (Cerdan died in a plane crash en route to a rematch with LaMotta). [13] Robinson met President of France Vincent Auriol at a ceremony attended by France's social upper crust. [40] During his fight in Berlin against Gerhard Hecht, Robinson was disqualified when he knocked his opponent with a punch to the kidney: a punch legal in the US, but not Europe. [32] The fight was later declared a no-contest. In London, Robinson lost the world middleweight title to British boxer Randolph Turpin in a sensational bout. [41] Three months later in a rematch in front of 60,000 fans at the Polo Grounds, [32] he knocked Turpin out in ten rounds to recover the title. In that bout Robinson was leading on the cards but was cut by Turpin. With the fight in jeopardy, Robinson let loose on Turpin, knocking him down, then getting him to the ropes and unleashing a series of punches that caused the referee to stop the bout. [42] Following Robinson's victory, residents of Harlem danced in the streets. [43] In 1951, Robinson was named Ring Magazine's "Fighter of the Year" for the second time. [44]

In 1952 he fought a rematch with Olson, winning by a decision. He next defeated former champion Rocky Graziano by a third-round knockout, then challenged World Light heavyweight champion Joey Maxim. [45] In the Yankee Stadium bout with Maxim, Robinson built a lead on all three judges' scorecards, but the 103 °F (39 °C) temperature in the ring took its toll. [14] The referee, Ruby Goldstein, was the first victim of the heat, and had to be replaced by referee Ray Miller. The fast-moving Robinson was the heat's next victim – at the end of round 13, he collapsed and failed to answer the bell for the next round, [14] suffering the only knockout of his career.

On June 25, 1952, after the Maxim bout, Robinson gave up his title and retired with a record of 131–3–1–1. He began a career in show business, singing and tap dancing. After about three years, the decline of his businesses and the lack of success in his performing career made him decide to return to boxing. He resumed training in 1954.

Comeback Edit

In 1955 Robinson returned to the ring. Although he had been inactive for two and a half years, his work as a dancer kept him in peak physical condition: in his autobiography, Robinson states that in the weeks leading up to his debut for a dancing engagement in France, he ran five miles every morning, and then danced for five hours each night. Robinson even stated that the training he did in his attempts to establish a career as a dancer were harder than any he undertook during his boxing career. [46] He won five fights in 1955, before losing a decision to Ralph 'Tiger' Jones. He bounced back, however, and defeated Rocky Castellani by a split decision, then challenged Bobo Olson for the world middleweight title. He won the middleweight championship for the third time with a second-round knockout—his third victory over Olson. After his comeback performance in 1955, Robinson expected to be named fighter of the year. However, the title went to welterweight Carmen Basilio. Basilio's handlers had lobbied heavily for it on the basis that he had never won the award, and Robinson later described this as the biggest disappointment of his professional career. "I haven't forgotten it to this day, and I never will", Robinson wrote in his autobiography. [47] Robinson and Olson fought for the last time in 1956, and Robinson closed the four-fight series with a fourth-round knockout.

In 1957 Robinson lost his title to Gene Fullmer. Fullmer used his aggressive, forward moving style to control Robinson, and knocked him down in the fight. [48] Robinson, however, noticed that Fullmer was vulnerable to the left hook. Fullmer headed into their May rematch as a 3–1 favorite. [49] In the first two rounds Robinson followed Fullmer around the ring, however in the third round he changed tactics and made Fullmer come to him. [49] At the start of the fourth round Robinson came out on the attack and stunned Fullmer, and when Fullmer returned with his own punches, Robinson traded with him, as opposed to clinching as he had done in their earlier fight. The fight was fairly even after four rounds. [49] But in the fifth, Robinson was able to win the title back for a fourth time by knocking out Fullmer with a lightning fast, powerful left hook. [49] Boxing critics have referred to the left-hook which knocked out Fullmer as "the perfect punch". [50] It marked the first time in 44 career fights that Fullmer had been knocked out, and when someone asked Robinson after the fight how far the left hook had travelled, Robinson replied: "I can't say. But he got the message." [49]

Later that year, he lost his title to Basilio in a rugged 15 round fight in front of 38,000 at Yankee Stadium, [51] but regained it for a record fifth time when he beat Basilio in the rematch. Robinson struggled to make weight, and had to go without food for nearly 20 hours leading up to the bout. He badly damaged Basilio's eye early in the fight, and by the seventh round it was swollen shut. [52] The two judges gave the fight to Robinson by wide margins: 72–64 and 71–64. The referee scored the fight for Basilio 69–64, and was booed loudly by the crowd of 19,000 when his decision was announced. [52] The first fight won the "Fight of the Year" award from The Ring magazine for 1957 and the second fight won the "Fight of the Year" award for 1958.


The 5 Greatest Multi-Division Boxing World Champions In History

In the sport of boxing, boxers compete in weight classes to level the playing field between competitors. You just can&rsquot have one guy outweigh another and call it a fair fight. Weight divisions were created so that only fighters of similar size and build would be able to compete with each other in the ring.

Generally, boxers are expected to compete in their own weight divisions for the majority of their careers. Some champions spend years defending their belts in a single weight class. There are those, however &mdash special athletes with the physical ability to move up and down in weight &mdash who are capable of competing in multiple divisions.

But it&rsquos not for everyone. It takes a very special athlete to be able to cross divisions effectively. For one, a boxer must be able to effectively carry his power as he moves up in weight. At the same time, he also needs to be able to have ample punch resistance as opponents become naturally bigger.

Among the many key characteristics of a boxer&rsquos ability to compete across multiple weight divisions, apart from being simply a rare physical specimen, is supreme skill. The more skill a boxer possesses, the more likely success can be found in different weight classes.

Throughout boxing&rsquos rich history, there are a handful of great examples of special fighters who have been able to move up and down in weight. Today, Evolve Daily shares the five greatest boxing world champions who have won world titles across multiple weight divisions.

5) Manny &ldquoPacman&rdquo Pacquiao

Titles Held: Flyweight (1998), Super Bantamweight (2001), Featherweight (2003), Super Featherweight (2008), Lightweight (2008), Junior Welterweight (2009), Welterweight (2009), Light Middleweight (2010)

Legendary Filipino boxer Manny &ldquoPacman&rdquo Pacquiao is a rare breed of fighter. His ability to move up and down in weight is second to none in the sport. Beginning his championship run by winning his first world title as a flyweight, Pacquiao exhibited nearly two decades of excellence, winning a world title as high up as light middleweight &mdash an impressive feat.

At just 5&rsquo5&rdquo, Pacquiao is a short fighter compared to his opponents, most of which were marginally larger than he was in size. Behind his unparalleled speed and vaunted left straight, however, Pacquiao blazed a trail of destruction, becoming the only boxer in history to win world titles in eight different divisions.

Some count only seven, but his victory over Marco Antonio Barrera in 2003 earned him The Ring Magazine lineal featherweight title, adding to his overall total. All in all, Pacquiao won 11 major world titles in his career and became the only boxer to win lineal championships in five different weight divisions.

4) Floyd &ldquoMoney&rdquo Mayweather Jr.

Titles Held: Super Featherweight (1998), Lightweight (2002), Junior Welterweight (2005), Welterweight (2006), Junior Middleweight (2007)

Self-proclaimed TBE (The Best Ever), Floyd &ldquoMoney&rdquo Mayweather Jr. is one of the most popular boxers in the history of the sport. There is not a soul that follows the sport of boxing who does not know of Mayweather and what he has accomplished in over two decades of excellence.

Mayweather began his fighting career with an Olympic bronze medal in 1996, two years later making his professional debut at super featherweight. Behind his vaunted defensive shell, pinpoint accurate combinations, and unparalleled ring intelligence, Mayweather became a multiple-division world champion.

In 2012, Mayweather defeated Miguel Cotto to win the WBA super welterweight title, in his fifth weight class. Yet Mayweather is more notable for being the richest fighter in history, amassing nearly a billion dollars over the course of his career. His 2015 showdown with the man next on this list earned him close to USD$300 million in a single evening.

3) &ldquoSugar&rdquo Ray Leonard

Titles Held: Welterweight (1979), Junior Middleweight (1981), Middleweight (1987), Super Middleweight (1988), Light Heavyweight (1988)

The great Sugar Ray Leonard won his first world title at the tender young age of 24 and is responsible for a slew of notable moments throughout boxing history.

He competed from 1977 to 1997, winning world championships in five divisions, including the lineal championship in three of those five divisions. At one point, he was the undisputed welterweight champion of the world. Leonard was considered part of the legendary &ldquoFabulous Four&rdquo &mdash a group which included other great names such as Roberto Duran, Thomas Hearns, and Marvin Hagler.

His most memorable battles came against Duran, twice, a classic showdown with Hearns at welterweight, and a shock victory over Hagler in 1987 wherein he came from a long hiatus to win a world title.

2) Roy Jones Jr.

Titles Held: Middleweight (1993), Super Middleweight (1994), Cruiserweight (2017), Light Heavyweight (1997), Heavyweight (2003)

American boxing legend Roy Jones Jr. was the original pound-for-pound king of boxing. Before there was Floyd Mayweather Jr., Jones lit up the box office, dominating opponents with a unique flair and unrivaled showmanship. Though he is more known to the new generation as a declining fighter who fought way past his prime, the best of Roy Jones is still a beautiful memory in the history of boxing.

Jones&rsquo one-sided destruction of great champions such as Bernard Hopkins, James Toney, Mike McCallum and Virgil Hill will last forever, despite his rapid fall from grace in the latter stages of his career. Moreover, Jones&rsquo ability to move up and down weight classes has seen him win titles in five divisions.

1) &ldquoSugar&rdquo Ray Robinson

Titles Held: Welterweight (1946), Middleweight (1951)

Sugar Ray Robinson is widely considered by many to be the greatest boxer of all time. He competed between 1940 and 1965, moving between welterweight and middleweight, winning titles in both divisions. Robinson is well-known for combining pure boxing skill with scintillating one-punch knockout power.

Robinson first won his welterweight world title when he was just 25-years old, defeating Tommy Bell via unanimous decision. Years later, he won the world middleweight title, exhibiting the same fearsome knockout power as a lighter weight fighter. Robinson is the first boxer in history to win a divisional title five times and is also known for his 91-fight win streak between 1943 and 1951 &mdash the third longest streak in boxing history.

Robinson is also credited with being the originator of the modern sports &ldquoentourage&rdquo, conducting himself flamboyantly outside of the ring. ESPN once called him the greatest fighter of all time in an article written in 2007.

If you found this article interesting, here are some others that you may enjoy:


Cerdan vs Robinson

On September 21,1948 Marcel Cerdan defeated Tony Zale and won the Middleweight Championship of the World. Cerdan had made his American debut just two years earlier with a hard fought win over the very tough Georgie Abrams. With the win over Abrams Cerdan proved he was no paper tiger, and he would cement his reputation as the best middleweight in the world with his decisive victory over Zale. He gave the Man of Steel a terrible beating, dropping him with a left to the jaw at the end of the 11th round. Zale had to be helped back to his corner where his seconds decided he had taken enough punishment and ended the fight.

After the Zale fight Marcel returned to Europe where he had a couple of non title fights stopping Dick Turpin and Lucien Krawczyk. He returned to the States to make the first defense of the title against Jake LaMotta on June 6, 1949 at Briggs Stadium in Detroit, Michigan. LaMotta was the top rated middleweight contender and one very tough customer. Never the less, Cerdan was made a two to one betting favorite.

Only fragments of film footage from the fight exists, and these fragments do not include what happened early in the first round of the fight. It was widely reported that LaMotta threw Cerdan to the canvas. Marcel landed on his left shoulder causing an injury serious enough that he was not able to use his left hand for the rest of the fight. Remarkably, Cerdan continued to fight. Sportswriter Red Smith reported:

“In spite of his injury and in spite of a severe beating in the first round … Cerdan won the second round big and the third and fifth by lesser margins. A master at handling his opponent, turning him, tying him up, slipping or blocking his punches, and setting him up, Cerdan could do none of this one-handed. He couldn’t even stick his left out to ward off his foe … it is difficult to believe LaMotta would have a chance with a two-handed Cerdan.”

Fighting Jake LaMotta with two hands would be enough of a problem for any fighter, just ask Sugar Ray Robinson, so standing up to him with one arm was truly remarkable. Unfortunately for Marcel, he just couldn’t keep it up. Cerdan hung in there until the end of the 9th round when his corner stopped the fight.

Because of the circumstances surrounding the end of the fight a rematch was quickly scheduled for September 28th of the same year. Ironically, the bout had to be postponed when LaMotta suffered a shoulder injury while training for the fight. The bout was rescheduled for December 2, 1949. In the meantime, Marcel returned home to Paris.

According to legend, Marcel was booked to travel back to the States via ship, but when he got a call from his paramour, the singer Edith Piaf, asking him to make the trip by plane so he would arrive earlier and they could spend time together before he began serious training, he changed his plans. It has also been rumored that a fortune teller him told him not to fly. If so, Marcel ignored the advice from the seer and on Friday, October 28, 1949 boarded a Lockheed L 749 79 46 Constellation in Paris for the trip to New York City.

After leaving Paris the flight was scheduled to make a stop at Santa Maria, Azores. The flight crew reported into the tower there that they were approaching and traveling at an altitude of 3000 feet.They received their landing instructions and that was the last that was heard from them. The wreckage of the plane was later found on Redondo Mountain, there were no survivors.

Ray Robinson Attending Cerdan’s Funeral

Cerdan’s death was widely mourned and thousands attended his funeral which was held in Morocco where he was laid to rest. Marcel Cerdan was extremely popular on both sides of the Atlantic, and it seemed unbelievable that this larger than life man was no longer alive.

Boxing history was almost certainly changed by this tragedy. Most boxing experts agree Marcel would have regained the title in his rematch with LaMotta. While Jake was a great fighter, Cerdan was just that much better, and there seemed to be little doubt that a Marcel with two good fists would prove too much for the Bronx Bull.

Aquí es donde se pone interesante. If Cerdan had gone on to regain the crown it would have meant that Sugar Ray Robinson would have faced him and not LaMotta for the title in 1951. This would have been a truly great matchup between two all-time greats. At the time if his death Marcel had a record of 111 wins against only 4 losses. He was only stopped once and that was because of the shoulder injury in the LaMotta fight. If the fight had taken place at the same time as Ray’s bout against LaMotta, Robinson would have entered the ring with a record of 121 wins, 1 loss, and 2 draws. Cerdan had defeated 65 opponents via the knock out route while Ray had stopped 77 foes at that point in his career. In spite of these amazing knockout records I don’t see this bout ending in a stoppage. Both of these fighters had rock solid chins along with great defensive skills. Both fell solidly into the category of boxer/puncher. Cerdan had always campaigned as a middleweight while the majority of Ray’s fight at that time had been in the welterweight division where he also held the world title. For the previous few years Robinson had been successfully testing the middleweight waters where he suffered his only loss to Jake LaMotta. A defeat he would avenge.

I truly believe this is a difficult fight to pick. Cerdan would certainly have to rate as one of, if not the, toughest opponent Robinson would ever face. This had all the makings of a dream match and would have been a major attraction. I could see it breaking records for attendance and gate receipts. It would no doubt have been held in a ballpark.

So, who wins? Well, as with any truly great matchup it is impossible to say with any certainty. I will tell you that Marcel Cerdan had a better chance than LaMotta did of defending the title against Sugar Ray, and it would not have surprised me if he won. It must also be kept in mind how different boxing history may have been if Cerdan had defeated Ray and then gone on to defend the title for a number of years. If that had happened we very well may be calling Marcel Cerdan the pound for pound greatest fighter who ever lived instead of Sugar Ray Robinson. Unfortunately, fate intervened so we will never know.


Ver el vídeo: Sugar Ray Robinson MEMORIES