Las momias más antiguas del mundo se están convirtiendo en baba negra

Las momias más antiguas del mundo se están convirtiendo en baba negra

Las momias Chinchorro de Chile, que se han conservado durante al menos 7.000 años, se están convirtiendo en un lodo negro debido al aumento de los niveles de humedad que provocan el crecimiento de bacterias en la piel. Más de cien momias, las más antiguas del mundo entero, se están volviendo gelatinosas como resultado de la rápida propagación de las bacterias. Los investigadores chilenos ahora están buscando fondos para preservar las momias en deterioro antes de que se pierdan para siempre.

Los chinchorros eran un pueblo que habitó la costa del desierto de Atacama en el norte de Chile y sur de Perú entre el 7000 y el 1500 a.C. La gente de esta cultura dependía de la pesca, la caza y la recolección para subsistir. Mientras que los primeros sitios conocidos de Chinchorro datan del 7000 a.C., la momificación, basada en la evidencia actual, data del 5000 a.C. Las momias de Chinchorro fueron identificadas por primera vez en 1917 por el arqueólogo alemán Max Uhle. Otras excavaciones mostraron que tales momias se extendieron a lo largo de la costa y se concentraron entre Arica y Camerones. Sin embargo, fue en 1983 cuando se descubrió el hallazgo más grande y mejor conservado de momias Chinchorro. Este descubrimiento no fue realizado por arqueólogos, sino por la compañía de agua de Arica mientras instalaba una nueva tubería cerca del pie de El Morro.

  • Las momias chinchorro de los Andes de 7.000 años
  • Escolares descubren momia de 7.000 años en Chile
  • Momias Chinchorro de 7.000 años se están volviendo gelatinosas

Valle de la Luna en el desierto de Atacama (Reinhard Jahn Mannheim / Wikimedia Commons )

Las momias Chinchorro son una de las maravillas de la arqueología andina y parecen reflejar las creencias espirituales del antiguo pueblo Chinchorro, aunque se desconoce la razón exacta por la que momificaron a sus muertos. Algunos estudiosos sostienen que fue para preservar los restos de sus seres queridos para el más allá, mientras que otra teoría comúnmente aceptada es que hubo una especie de culto a los antepasados, ya que hay evidencia de que los cuerpos viajaban con los grupos y de que fueron colocados en posiciones de honor durante los principales rituales, así como un retraso en el entierro final en sí.

A diferencia de los antiguos egipcios, que reservaban la momificación para la realeza y la élite, la comunidad Chinchorro otorgó a todos, sin importar la edad o el estado, este rito sagrado. La decisión de la preservación igualitaria está probada en la momificación de todos los miembros de la sociedad e incluyó a hombres, mujeres, ancianos, niños, bebés y fetos abortados. De hecho, a menudo ocurre que los niños y los bebés recibieron los tratamientos de momificación más elaborados.

A menudo, las momias de Chinchorro se preparaban minuciosamente extrayendo los órganos internos y reemplazándolos con fibras vegetales o pelo de animal. En algunos casos, un embalsamador quitaría la piel y la carne del cadáver y los reemplazaría con arcilla.

La datación por radiocarbono revela que la momia Chinchorro más antigua descubierta fue la de un niño de un sitio en el Valle de Camarones, a unas 60 millas al sur de Arica en Chile, y data de alrededor del 5050 a.C.

La cabeza de una antigua momia Chinchorro del norte de Perú (Foto de Pablo Trincado / Wikimedia Commons )

A pesar de sobrevivir durante al menos siete milenios, comenzaron a deteriorarse hace unos 10 años, cuando la humedad comenzó a permitir el crecimiento de bacterias, dijo Ralph Mitchell, profesor emérito de biología aplicada de la Universidad de Harvard. Unas 120 momias, cuyos radiocarbono datan del 5050 a. C. y antes, se están deteriorando rápidamente en el museo arqueológico de la Universidad de Tarapacá en Arica, Chile.

Reuters informa que Sergio Medina Parra, antropólogo y jefe de departamento de la Universidad de Tarapacá en la ciudad norteña de Arica. está liderando un intento de que las momias de Chinchorro sean reconocidas por el organismo del patrimonio de la ONU, la UNESCO, como un sitio del patrimonio mundial.

"La aplicación no es un objetivo en sí mismo, sino el inicio de un proceso, de herramientas de conservación mejoradas, con el estado chileno y la comunidad internacional", dijo [vía Reuters].

Solo se han descubierto alrededor de 300 momias Chinchorro a lo largo de los años. Es fundamental que estén protegidos para poder conservar los últimos vestigios de esta fascinante cultura milenaria.

Momia Chinchorro, costa sur de Perú o costa norte de Chile, 5000-2000 a.C.- Museo de San Diego


Las momias más antiguas del mundo 'convertidas en baba negra por gérmenes monstruosos debido al calentamiento global'

Enlace copiado

Una de las momias de Chinchorro

Cuando se suscriba, utilizaremos la información que proporcione para enviarle estos boletines. A veces, incluirán recomendaciones para otros boletines o servicios relacionados que ofrecemos. Nuestro Aviso de privacidad explica más sobre cómo usamos sus datos y sus derechos. Puede darse de baja en cualquier momento.

Los arqueólogos se enfrentan a una carrera contrarreloj para proteger la colección de las llamadas momias Chinchorro, que se remontan al 5000 a. C., después de que su piel preservada comenzara a torcerse.

Las momias se consideran los ejemplos más antiguos del mundo y se encuentran entre los descubrimientos más sorprendentes de la arqueología.

Habían sido enterrados bajo las arenas del desierto de Atacama, una región volcánica a lo largo de la costa norte de Chile que apenas recibe lluvias, hasta que fueron descubiertos allí.

hace unos 100 años prácticamente intacta.

Durante los primeros 90 años después de su descubrimiento, la asombrosa colección que incluye fetos momificados apenas se deterioró.

Pero en los últimos años, el personal del museo notó que las pieles de docenas de las 120 exhibiciones se estaban convirtiendo en un lodo negro.

Mariela Santos, curadora del museo de la Universidad de Tarapacá donde se exhiben, le dijo al periodista Chris Kraul: "Sabía que la situación era crítica y que tendríamos que preguntar

Se puso en contacto con el científico de Harvard Ralph Mitchell, que se especializa en averiguar por qué se desintegran las reliquias.

Su sonda, utilizando pruebas de ADN durante meses, concluyó que los gérmenes que se alimentaban de las momias eran microorganismos comunes que se habían multiplicado significativamente en la última década a niveles más altos de humedad como resultado del calentamiento global.

A su vez, esto los convirtió en monstruosos consumidores de colágeno, la sustancia más grande en la piel momificada.

Mitchell cree que las momias que se desintegran son una advertencia para los curadores de museos de todo el mundo, que los artefactos y objetos preciados podrían deteriorarse a menos que se haga más.

Dijo: "Cuán amplio es este fenómeno, realmente no lo sabemos.

“El caso de Arica es el primer ejemplo que conozco de deterioro causado por el cambio climático. Pero no hay razón para pensar que no está dañando materiales patrimoniales en todas partes.

Está afectando todo lo demás ".

El desierto de Atacama donde se encontraron las momias hace casi 100 años

Las momias se están convirtiendo en baba negra.

Las pruebas mostraron que los microorganismos comunes eran los responsables.

Las momias fueron encontradas durante una expedición del explorador alemán Max Uhle a Arica en 1919.

Las personas que momificaron a sus muertos fueron los primeros cazadores recolectores en lugar de los egipcios avanzados, más conocidos por la momificación.

La tribu primitiva también permitió que todos los miembros de la comunidad fueran momificados en lugar de la élite líder.

Bernardo Arriaza, profesor del Instituto de Investigaciones Avanzadas de la Universidad de Tarapacá, dijo: “Las momias de Chinchorro no estaban restringidas a los muertos de las clases superiores.

Esta comunidad era muy democrática ", dijo Arriaza, quien durante 30 años ha dirigido excavaciones arqueológicas en el tramo de 500 millas de la costa chilena donde se han encontrado la mayoría de las momias.

Pero Mitchell es optimista con respecto a una solución.

Él y la Universidad de Tarapacá pasarán 24 meses buscando formas de detener la pudrición, muy probablemente a través del control de la humedad y la temperatura.

Dijo: "La siguiente fase del proyecto es analizar cómo se protegen las momias y las posibles soluciones físicas y químicas al problema, que aún no tenemos".

El gobierno chileno también ha presupuestado 36 millones de libras esterlinas para un nuevo museo que se inaugurará en 2020 para albergar a las momias, que necesitará los controles climáticos correctos incorporados.

Arriaza dijo: “De manera óptima, cada momia estará encerrada en su propio cubículo de vidrio en el nuevo museo y tendrá su propio 'microclima'.

Otros expertos temen que una vez que se saca una momia de su lugar de descanso, continúe deteriorándose hasta que no quede nada.


Antiguas momias chilenas ahora se están convirtiendo en moco negro: aquí está el por qué

Las famosas momias Chinchorro, que se han conservado en Chile durante más de 7.000 años, ahora están amenazadas por el aumento de los niveles de humedad.

El aire húmedo permite que las bacterias crezcan, lo que hace que la piel de las momias "se vuelva negra y se vuelva gelatinosa", dijo Ralph Mitchell, profesor emérito de biología aplicada en la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts, quien examinó las momias en descomposición.

El rápido deterioro comenzó en los últimos 10 años y ha afectado a algunas de las 120 momias que se encuentran en el museo arqueológico de la Universidad de Tarapacá en la ciudad portuaria norteña de Arica, dijeron los investigadores.

No estaba claro por qué algunas de estas momias comenzaron a degradarse en un lodo negro, por lo que los conservacionistas chilenos le pidieron a Mitchell y sus colegas que estudiaran la microflora, o las bacterias, en los cuerpos de las momias.

Las pruebas mostraron que las bacterias no provienen de organismos antiguos. Son simplemente bacterias que normalmente viven en la piel de las personas, dijo Mitchell. Llamó a las bacterias "oportunistas" porque "tan pronto como aparecieron la temperatura y la humedad adecuadas, empezaron a utilizar la piel como nutrientes". [En fotos: momia chilena muestra signos de envenenamiento por arsénico]

A menos que las momias puedan mantenerse en las condiciones adecuadas de temperatura y humedad, "los microorganismos nativos van a masticar a estos tipos", dijo Mitchell.

Experimento de rastreo de piel

En sus experimentos, Mitchell y su equipo ajustaron los niveles de humedad del aire de seco a húmedo, observando cómo cada nivel de humedad afectaba la piel de las momias. Los investigadores hicieron sus experimentos iniciales con piel de cerdo para limitar la cantidad de piel de momia que necesitaban usar.

Los niveles de humedad en la región del museo han aumentado recientemente, dijo Sepúlveda. Normalmente, Arica es árida y se encuentra cerca del desierto de Atacama, el desierto más seco del mundo (fuera de las regiones polares de la Tierra) .El clima cambiante de Chile puede explicar por qué las momias se están desintegrando, dijo Marcela Sepúlveda, profesora de arqueología de la Universidad. de Tarapacá y encontraron que la piel comenzó a desmoronarse después de 21 días con mucha humedad. Para salvar a las momias, el museo deberá mantener la humedad en la habitación donde se almacenan las momias entre un 40 y un 60 por ciento, encontraron los investigadores. Una humedad más alta podría causar más degradación y una humedad más baja podría dañar la piel de las momias, dijo Mitchell.

"No ha llovido en partes de ese desierto durante 400 años", dijo Mitchell.

Pero en los últimos 10 años, la niebla ha llegado desde el Pacífico, posiblemente debido al cambio climático, dijo Mitchell. Y "debido a que hay más humedad alrededor, las momias han comenzado a desintegrarse", dijo.

Momias antiguas

Se están realizando esfuerzos para preservar las momias. Los investigadores del museo están midiendo y ajustando la humedad, la temperatura y la luz en la habitación donde se encuentran las momias a diario, dijo Sepúlveda.

Los Chinchorro eran un grupo de cazadores-recolectores que vivían a lo largo de la costa del actual Chile y Perú, y momificaban a personas de todos los niveles de la sociedad, medidas que podrían ayudar a preservar las momias Chinchorro, que son al menos 2.000 años más antiguas que Momias egipcias. La datación por radiocarbono sitúa a las momias más jóvenes en 5050 a.C., lo que las convierte en las momias artificiales más antiguas del mundo, dijo Mitchell. (Algunos restos humanos más antiguos pueden haber sido momificados por procesos naturales).

"Estos no son solo reyes, son personas comunes", dijo Mitchell. [Galería de imágenes: Momias de niños incas]


Salvando a las momias más antiguas del mundo de la putrefacción en un mundo más cálido y húmedo

En Arica, Chile, el museo arqueológico de la Universidad de Tarapac alberga casi 120 momias, algunas de las cuales son los cuerpos más antiguos preservados a propósito en la tierra. Vienen de los antiguos pueblos Chinchorro, que una vez vivieron en el Perú y Chile modernos y que preservaron a sus muertos a través de un elaborado proceso que implicó cubrir el cuerpo y la cara con una pasta espesa hecha de cenizas, proteínas y agua. Ciertos especímenes datan de 5050 a. C., & # 160 siglos antes de la primera momia egipcia antigua & # 160.

Pero recientemente, un inquietante misterio comenzó a desarrollarse en el museo. Según la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de Harvard, los investigadores notaron que muchas de las momias estaban empezando a degradarse visiblemente y a producir una extraña sustancia viscosa negra. Así que el museo recurrió a expertos externos con la esperanza de encontrar la causa de la podredumbre y una forma de prevenirla.

En el esfuerzo se incluyó Ralph Mitchell, un biólogo de Harvard conocido por su trabajo en la identificación de las causas de la descomposición. Junto con su equipo, Mitchell se puso a trabajar evaluando y aislando los microbios en muestras de piel preservada y en descomposición. El equipo cultivó los organismos y luego probó su efecto en muestras sustitutas de piel de cerdo en diferentes condiciones.

Lo que descubrieron fueron microbios "oportunistas" que normalmente viven en la piel de las personas. Cuando son activados por la humedad, estos microbios devoran el tejido muerto. Pero, ¿por qué las bacterias solo habían comenzado a causar problemas en los últimos diez años?

La respuesta, según Marcela Sepúlveda, profesora de arqueología en la Universidad de Tarapac & # 225, se puede encontrar en el clima cambiante de la Tierra. Arica está ubicado justo al lado del desierto de Atacama, uno de los desiertos más secos del mundo. Pero los cambios recientes en los patrones climáticos han traído niebla a la región, aumentando el nivel de humedad del área.

El aire en el museo también es más húmedo, y eso les ha dado a los microbios una oportunidad de darse un festín con restos de momias. Para evitar la descomposición, el museo ahora mantiene los niveles de humedad entre el 40 y el 60 por ciento y está realizando más investigaciones sobre el efecto de la luz y la temperatura en los cuerpos.

Pero hay un problema mayor que los científicos ahora esperan resolver: a medida que continúa el cambio climático, ¿hay alguna manera de ayudar a prevenir la destrucción bacteriana de los posiblemente cientos de momias Chinchorro que aún están enterradas en toda la región? La respuesta no será fácil. Mientras tanto, el futuro de los antiguos muertos no descubiertos y sus artefactos dependerá del capricho de la & # 160humedad & # 8217.

Sobre Laura Clark

Laura Clark es escritora y editora con sede en Pittsburgh. Es bloguera de Smart News y editora senior en Pitt revista.


Las momias más antiguas del mundo se están derritiendo en un limo negro mientras los científicos luchan por salvarlas de las bacterias que comen la piel

Las momias más antiguas del mundo y aposs se están derritiendo en un lodo negro a medida que las bacterias devastan los restos humanos.

Los expertos afirman que es una carrera contra el tiempo para salvar los raros especímenes, que se cree que datan de entre el 5000 a. C. y el 1500 a. C.

Las casi 300 momias de "Chinchorro" fueron recuperadas en el desierto de Atacama, cerca de la frontera entre Chile y Perú.

Pero después de que fueron trasladados del desierto, que se conoce como el más seco del mundo, las bacterias comenzaron a alimentarse de los restos.

Los investigadores chilenos están buscando desesperadamente ayuda para la conservación para evitar esto, lo que creen que se puede hacer cambiando la humedad y la temperatura circundantes.

Como parte de sus esfuerzos de recaudación de fondos, están tratando de que el área en la que fueron reconocidos por el organismo de patrimonio de la ONU, la UNESCO, sea un sitio del patrimonio mundial para salvar a las momias Chinchorro.

Lee mas
Artículos relacionados

Después de miles de años enterrados bajo la arena del desierto, la humedad ahora está ayudando a las bacterias a prosperar en la piel, dijo el profesor de biología Ralph Mitchell, quien examinó los restos.

Le dijo a Live Science: "Tan pronto como aparecieron la temperatura y la humedad adecuadas, comenzaron a usar la piel como nutriente".

Las momias deben mantenerse en condiciones específicas de temperatura y humedad para evitar su deterioro.

Actualmente se encuentran en el Museo Azapas San Miguel de la ciudad de Arica, en el norte de Chile.

Sergio Medina Parra, antropólogo y jefe de departamento de la Universidad de Tarapacá, donde se encuentran los restos, explicó.

Dijo: "Las fechas que tenemos para los cuerpos son de hace 7.000 años, por lo que tienen más antigüedad relativa en términos de trabajo intencional en el cuerpo humano que la que se encuentra en Egipto".

El Sr. Parra está liderando un intento de que las momias Chinchorro sean reconocidas por el organismo del patrimonio de la ONU, la UNESCO, como un sitio del patrimonio mundial.

Lee mas
Artículos relacionados

Dijo: "La aplicación no es un objetivo en sí mismo, sino el inicio de un proceso, de herramientas de conservación mejoradas, con el estado chileno y la comunidad internacional".

A diferencia de los egipcios que momificaron solo a sus élites, las momias de Chinchorro se componen de una muestra social más amplia que incluye niños y fetos abortados.

Los investigadores creen que una gran cantidad de civiles murió cuando los volcanes cercanos contaminaron el agua potable en el área con arsénico.


Contenido

Si bien muchas culturas en todo el mundo han tratado de centrarse en preservar a la élite muerta, la tradición Chinchorro realizó la momificación de todos los miembros de su sociedad, lo que los hizo arqueológicamente significativos. La decisión de la preservación igualitaria se prueba en la momificación de los miembros relativamente menos productivos de la sociedad (es decir, aquellos que no pudieron contribuir al bienestar de otros, los ancianos, los niños, los bebés y los fetos abortados). A menudo ocurre que los niños y los bebés recibieron los tratamientos de momificación más elaborados. [3] [4]

Cronología Editar

El 29% de las momias Chinchorro conocidas fueron momificadas de forma natural. El más antiguo, el hombre Acha, data del 7020 a. C. [5]

Se cree que las momias artificiales de Chinchorro aparecieron por primera vez alrededor del 5000 a. C. y alcanzaron un pico alrededor del 3000 a. C. A menudo, las momias de Chinchorro se preparaban minuciosamente extrayendo los órganos internos y reemplazándolos con fibras vegetales o pelo de animales. En algunos casos, un embalsamador quitaría la piel y la carne del cadáver y los reemplazaría con arcilla. La datación por radiocarbono revela que la momia Chinchorro modificada antropogénicamente más antigua descubierta fue la de un niño de un sitio en el Valle de Camarones, a unas 60 millas (97 km) al sur de Arica en Chile y data de alrededor del 5050 a. C. Las momias continuaron haciéndose hasta alrededor de 1800 a. C., haciéndolas contemporáneas con la cultura de Las Vegas y la cultura de Valdivia en Ecuador y la civilización Norte Chico en Perú.

Investigación Editar

Desde 1914, cuando Max Uhle comenzó su trabajo en Arica, los arqueólogos han encontrado unas 282 momias. [2] Morro-I, en la base del Morro de Arica, reveló 96 cuerpos en el no estratificado (es decir, no hay capas discernibles de estratigrafía, lo que dificulta las técnicas de datación relativa), en su mayoría arena suelta en la ladera del cerro. Se encontraron 54 adultos: 27 mujeres, 20 hombres y 7 de sexo indeterminado También se encontraron 42 niños: 7 mujeres, 12 hombres, 23 indeterminados. [4] Este tamaño de muestra sugiere que el Chinchorro no favorecía la momificación de un sexo sobre otros.

Las momias pueden haber servido como un medio para ayudar al alma a sobrevivir y para evitar que los cuerpos asustaran a los vivos. [6] Una teoría más comúnmente aceptada es que hubo una especie de culto a los antepasados, [7] ya que hay evidencia de que ambos cuerpos viajaban con los grupos y se colocaban en posiciones de honor durante los principales rituales y un retraso en el entierro final en sí. . [8] Además, los cuerpos (que siempre se encontraban en la posición extendida) estaban elaboradamente decorados y coloreados (incluso más tarde repintados), y se cree que están reforzados y endurecidos para ser transportados en literas de caña y, en consecuencia, exhibidos. [3] Sin embargo, dado que la sociedad es precerámica, además de algo nómada, es algo difícil determinar a través de registros arqueológicos las razones por las que el Chinchorro sintió la necesidad de momificar a los muertos.

Los representantes del cultivo Chinchorro fueron determinados por el haplogrupo A2 mitocondrial. [9]

El Dr. Bernardo Arriaza es un antropólogo físico chileno que aportó mucho conocimiento sobre la momificación de Chinchorro. A partir de 1984 publicó numerosos estudios sobre el tema. En 1994, Arriaza creó una clasificación de las momias Chinchorro que es muy utilizada. [10] Su libro "Más allá de la muerte: las momias Chinchorro del Chile antiguo [11] "fue publicado por el Smithsonian y también traducido al español.

Preparación de momias Editar

Si bien la forma general en que los Chinchorro momificaron a sus muertos cambió a lo largo de los años, varios rasgos se mantuvieron constantes a lo largo de su historia. En momias excavadas, los arqueólogos encontraron piel y todos los tejidos y órganos blandos, incluido el cerebro, extraídos del cadáver. Después de que se retiraron los tejidos blandos, los palos reforzaron los huesos mientras se rellenaba la piel con materia vegetal antes de volver a montar el cadáver. La momia recibió una máscara de arcilla incluso si la momia ya estaba completamente cubierta de arcilla seca, un proceso en el que el cuerpo se envolvía en cañas que se dejaban secar durante 30 a 40 días.

Técnicas Editar

Uhle categorizó los tipos de momificación que vio en tres categorías: tratamiento simple, tratamiento complejo y momias cubiertas de barro. Creía que estos ocurrían cronológicamente, el proceso de momificación se volvía más complejo a medida que pasaba el tiempo. [2] Desde entonces, los arqueólogos han ampliado esta explicación y han acordado (en su mayor parte) los siguientes tipos de momificación: momias naturales, negras, rojas, cubiertas de barro y de vendaje. [2] [12] La momificación también se puede describir como preparado externamente momias, preparado internamente momias (Pharos egipcio), y reconstruido momias (el Chinchorro), según los arqueólogos andinos. [7] Además, resulta que los tipos de momificación utilizados se superponen entre sí, y se han encontrado momias de diferentes tipos en la misma tumba. [3] Las dos técnicas más comunes utilizadas en la momificación de Chinchorro fueron las momias negras y las momias rojas.

Momificación natural Editar

De las 282 momias de Chinchorro encontradas hasta ahora, el 29% de ellas fueron resultado del proceso de momificación natural (7020 a.C.-1300 a.C.). [2] En el norte de Chile, las condiciones ambientales favorecen enormemente la momificación natural. El suelo es muy rico en nitratos que, combinados con otros factores como la aridez del desierto de Atacama, aseguran la conservación orgánica. Las sales detienen el crecimiento bacteriano, las condiciones cálidas y secas facilitan la rápida desecación, evaporando todos los fluidos corporales de los cadáveres. Como resultado, los tejidos blandos se secan antes de que se descompongan y queda una momia preservada naturalmente. [7] Aunque la gente de Chinchorro no momificó los cuerpos artificialmente, los cuerpos aún estaban enterrados envueltos en juncos con ajuar funerario. [2]

La técnica de la momia negra Editar

La técnica de la momia negra (5000 a 3000 a. C.) implicó desarmar el cuerpo de la persona muerta, tratarlo y volver a montarlo. La cabeza, los brazos y las piernas se extrajeron del tronco y, a menudo, también se extrajo la piel. El cuerpo se secó con calor y la carne y el tejido se despojaron por completo del hueso utilizando herramientas de piedra. Existe evidencia de que los huesos se secaron con cenizas calientes o carbón. Después de volver a ensamblar, el cuerpo se cubrió con una pasta de ceniza blanca, llenando los huecos con pasto, cenizas, tierra, pelo de animales y más. La pasta también se utilizó para rellenar los rasgos faciales normales de la persona. La piel de la persona (incluida la piel de la cara con un accesorio de peluca de cabello humano negro corto) se volvió a colocar en el cuerpo, a veces en piezas más pequeñas, a veces en una pieza casi completa. A veces también se usaba piel de león marino. Luego, la piel (o, en el caso de los niños, a quienes a menudo les faltaba la capa de piel, la capa de ceniza blanca) se pintó con manganeso negro para dar su color. [2]

La técnica de la momia roja Editar

La técnica de la momia roja (2500 a. C. a 2000 a. C.) era una técnica en la que, en lugar de desmontar el cuerpo, se realizaban muchas incisiones en el tronco y los hombros para extraer órganos internos y secar la cavidad corporal. Se cortaba la cabeza del cuerpo para poder extraer el cerebro, después de lo cual se volvía a pegar la piel, que a menudo se cubría con una máscara de arcilla. El cuerpo se empaquetó con varios materiales para devolverlo a dimensiones algo más normales, se usaron palos para fortalecerlo y las incisiones se cosieron con un cordón de caña. La cabeza se colocó de nuevo sobre el cuerpo, esta vez con una peluca hecha con borlas de cabello humano de hasta 60 cm de largo. Un "sombrero" hecho de arcilla negra mantenía la peluca en su lugar. A excepción de la peluca y, a menudo, la cara (negra), todo se pintó con ocre rojo. [2]

Abrigo de barro Editar

El estilo final de la momificación de Chinchorro fue la capa de barro (3000-1300 a. C.). Ecológicamente hablando, en la época de la cultura Chinchorro la región era relativamente estable. Los ambientalistas han sugerido que la increíble conservación de estas momias también está influenciada por la creación pedogénica (la evolución del suelo) de arcillas y yesos, que actúan como agentes cementantes, y este último como desecante natural. La arcilla maleable permitió a los funerarios moldear y crear las coloridas apariencias de las momias, con la ventaja adicional del hecho de que se cubriría el mal olor de la momia desecante. [12] Los artesanos ya no extraían los órganos de los muertos, sino que usaban una capa gruesa de barro, arena y un aglutinante como huevo o pegamento de pescado para cubrir los cuerpos. Una vez completadas, las momias fueron cementadas en sus tumbas. El cambio de estilo puede provenir de la exposición a forasteros y sus diferentes culturas, o de la asociación de la enfermedad con los cadáveres en descomposición.

Técnica de vendaje Editar

La técnica del vendaje (se supone que es 2620-2000 a. C., pero falta la datación por radiocarbono) solo se ha encontrado en tres bebés. La técnica es una mezcla de momias negras y rojas, en la que el cuerpo fue desarmado y reforzado al estilo de las momias negras, pero la cabeza fue tratada de la misma manera que las momias rojas. Se usaba piel animal y humana para envolver el cuerpo en lugar de arcilla. Además, se descubrió que los cuerpos estaban pintados con ocre rojo, mientras que las cabezas estaban pintadas con manganeso negro. [2]

Al menos una momia de Chinchorro es un testimonio notable de la antigüedad del tatuaje en la región. Se cree que los restos de un hombre con una línea de puntos en forma de bigote tatuada sobre su labio superior y que datan de 1880 +/- 100 a. C. (2563-1972 cal. A. C.) representan la evidencia directa más antigua de tatuajes en las Américas y la cuarta- la evidencia más antigua del mundo. [13] [14]


Cara a cara con el pasado

Se ha encontrado otra evidencia de sacrificio humano entre un grupo de momias magníficamente conservadas de unos 3500 años de antigüedad, pero aunque tienen rasgos caucásicos, cabello rubio rojizo e incluso ropa de tartán, ¡su descubrimiento en el desierto de Takla Makan en China, comprensiblemente, ha causado consternación! Sin embargo, la presencia de antiguos europeos en China debe estar relacionada con el hecho de que la región se encuentra en la encrucijada de antiguas rutas comerciales entre China y Europa. Las vastas extensiones de las estepas euroasiáticas también fueron habitadas por nómadas escitas que también momificaron a sus muertos con gran éxito a juzgar por momias como la llamada 'Doncella de Hielo', recientemente descubierta en el permafrost en las montañas de Altai entre Siberia y Mongolia Exterior. .

Una momia masculina peruana con una diadema textil © También se han encontrado momias en Alaska, el suroeste de Estados Unidos, Italia, Australia y Japón, y cada una de ellas puede revelar mucho sobre la época en que vivieron. Dado que la mayoría de sus culturas eran pre-alfabetizadas, sus restos reales son a menudo el único medio de averiguar sobre ellos, y teniendo en cuenta que la mayoría de las momias recuperadas hoy son parte de excavaciones de rescate, las técnicas modernas de examen ahora son prácticamente no destructivas. . Desde los primeros días del análisis de rayos X, la tomografía axial computarizada (tomografía axial computarizada), la endoscopia, la microscopía electrónica y el análisis de ADN, por ejemplo, ahora se utilizan para proporcionar información valiosa sobre el estilo de vida, la profesión, las relaciones, la salud, la enfermedad, la dieta e incluso las drogas. uso de los que vivieron hace miles de años.

. Los restos humanos fueron una vez lo último que les preocupaba a los arqueólogos en su prisa por llegar al ajuar funerario.

Aunque se ha dicho que mirar una momia es encontrarse cara a cara con nuestro propio pasado, los restos humanos fueron una vez lo último que les preocupaba a los arqueólogos en su prisa por llegar al ajuar funerario. Sin embargo, los restos reales de quienes crearon las civilizaciones en primer lugar son seguramente nuestro legado más precioso del mundo antiguo y, por lo tanto, finalmente deben ser tratados como tales.


El ADN identifica los orígenes de la momia natural más antigua del mundo

Los cráneos y otros restos humanos de P.W. Colección Lund & aposs de Lagoa Santa, Brasil, conservada en el Museo de Historia Natural de Dinamarca.

Museo de Historia Natural de Dinamarca

Los científicos descubrieron el antiguo esqueleto humano conocido como & # x201CSpirit Cave Mummy & # x201D en 1940, escondido en una pequeña cueva rocosa en el desierto de Great Basin en el noroeste de Nevada. Pero no sería hasta la década de 1990 que las técnicas de datación por radiocarbono revelaron que el esqueleto tenía unos 10.600 años, lo que la convierte en la momia natural más antigua jamás encontrada.

Después de una larga batalla legal, la secuenciación avanzada de ADN reveló que la Momia de la Cueva del Espíritu está relacionada con una tribu moderna de nativos americanos, que durante mucho tiempo ha reclamado la cueva como parte de su patria ancestral. La momia ahora se ha vinculado definitivamente a la tribu Fallon Paiute-Shoshone de Nevada.

El sorprendente descubrimiento se produjo como parte de un innovador estudio genético, publicado en Ciencias revista, que analizó varios restos antiguos controvertidos encontrados desde Alaska hasta la Patagonia. Sus hallazgos están permitiendo a los científicos rastrear los movimientos de los primeros grupos humanos a medida que se extendieron rápidamente por las Américas durante la Edad del Hielo.

El nuevo estudio también desafía la teoría de larga data de que un grupo diferente, conocido como paleoamericanos, puede haber poblado América del Norte antes que los nativos americanos. Como parte del nuevo estudio, los investigadores secuenciaron el ADN de un grupo de restos humanos de 10.400 años encontrados en Lagoa Santa, Brasil, en el siglo XIX. Estudios anteriores basados ​​en la morfología craneal & # x2014 o el examen de los cráneos & # x2019 forma & # x2014 habían llevado a la teoría de que los esqueletos de Lagoa Santa no podían ser nativos americanos porque las formas de sus cráneos eran diferentes.

& # x201CO Nuestro estudio demuestra que Spirit Cave y Lagoa Santa estaban genéticamente más cerca de los nativos americanos contemporáneos que de cualquier otro grupo antiguo o contemporáneo secuenciado hasta la fecha & # x201D, líder del estudio Eske Willeslev de la Universidad de Cambridge y la Universidad de Copenhague, dijo en comunicado de prensa.

El profesor Eske Willerslev con Donna y Joey, dos miembros de la tribu Fallon Paiute-Shoshone.

"Mirar los bultos y las formas de una cabeza no ayuda a comprender la verdadera ascendencia genética de una población", agregó Willeslev. & # x201C Hemos demostrado que puedes tener personas que se ven muy diferentes pero que están estrechamente relacionadas & quot.

In addition to the Spirit Cave and Lagoa Santa remains, the study also analyzed DNA from the Lovelock skeletons (also from Nevada), an Inca mummy and the 9,000-year-old milk tooth of a young girl found in Trail Creek Cave in Alaska.

The legal battle over the fate of the Spirit Cave Mummy goes back to 2000, when the U.S. Bureau of Land Management decided against repatriating the remains. The Fallon Paiute-Shoshone Tribe sued the government for violating the Native American Graves Protection and Repatriation Act, and a district court judge urged the BLM to reconsider. The case dragged on until 2015, when the tribe allowed Willerslev and his team to conduct genome sequencing on DNA extracted from the mummy’s skull.

After the DNA analysis proved the mummy was in fact related to present-day Native Americans, the skeleton was returned to the tribe in 2016. Reburied in a private ceremony in 2018, the Spirit Cave Mummy is now finally at rest among his modern-day descendants. 


World’s oldest mummies undergo scans & DNA tests to shed light on ancient anatomy

Fifteen of the mummies, mostly children and unborn babies, were put through computerized axial tomography (CAT) scans last week at the Los Condes clinic in Santiago, Chile, AFP reported on Sunday.

&ldquoWe collected thousands of images with a precision of less than one millimeter,&rdquo said chief radiologist Marcelo Galvez.

Researchers are now set to perform a virtual facelift on the ancient mummies, reconstructing their facial features and muscles by using hi-tech processing.

&ldquoThe next phase is to try to dissect these bodies virtually, without touching them, which will help us preserve them for another 500,000 years," Galvez said.

He went on to state that researchers want to see what the Chinchorro people physically looked like, and &ldquobring to life someone who died thousands of years ago."

DNA samples will also be taken, so that researchers can &ldquounderstand their way of life &ndash from their diet to whether we Chileans still carry their genes,&rdquo Veronica Silva, the head of the anthropology department at Chile&rsquos National Museum of Natural History, told AFP.

Researchers are also hoping to learn more about how the Chinchorro &ndash a hunting and fishing people who lived from 10,000 to 3,400BC on the Pacific coast of South America &ndash mummified their dead, particularly as their mummies are the oldest in the world.

&ldquoThe Chinchorro mummies date to 7,400 years ago. That is to say, this system. existed 2,000 years before the first mummifications even began in Egypt,&rdquo Silva said.

The ancient civilization's mummification process involved removing the skin and muscles of the deceased. They would then reconstruct the body around the remaining skeleton by using wood, plants and clay. They then sewed the original skin back on, along with a mouth, eyes and hair. A mask was then placed over the face, resulting in something between a statue and a person.

However, the CAT scans have already produced at least one surprise, with researchers learning that the smallest mummy wasn&rsquot actually a mummy at all.

&ldquoThere was no bone structure inside. It was just a figurine, possibly a representation of an individual who could not be mummified,&rdquo Silva said.

Around 180 Chinchorro mummies have been discovered since 1903, all of which were found outdoors, near the beach, as the Chinchorro did not build pyramids or other structures to house them. The civilization left behind only its mummies, leaving no other traces of its existence.

The use of CAT scans on the mummies comes less than two months after researchers appealed to UNESCO to grant the mummies World Heritage status, in an effort to find a way to stop them from decaying into black slime.


What Was The Reason Behind Red And Black Mummies?

Preservation started with foetuses and infants (maybe because of high fetal mortality in the arsenic-rich desert) prior to advancing to adulthood. There were five different styles over a range of around 4,000 Years. Making the dark or black mummies included taking the dead individual’s body totally separated, treating it and afterward reassembling it, skin and all. The red ones were made by making little incisions to eliminate interior organs and afterward drying the body holes.

Both were normally loaded down with sticks, vegetable fiber, animal hairs and reeds (to round out the structures), decorated with hairpieces, and veiled with clay over the countenances – the black Mummies were painted in manganese and the red mummies were painted in ochre.


Ver el vídeo: Ztracena mumie Imhotepa