Guacamayo ASR-11 - Historia

Guacamayo ASR-11 - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Guacamayo ASR-11

Guacamayo

Un loro grande, de colores brillantes y voz áspera de América Central y del Sur.

(ASR-11: dp. 1,780; 1. 251'4 "; b. 42 '; dr. 14'3"; s. 16.5 k .; cpl. 102; a. 2 3 ", 2 dct .; cl. Gallo)

El guacamayo fue depositado el 15 de octubre de 1941 por Moore Dry Dock Co., Oakland, California; lanzado el 12 de julio de 1942; patrocinado por la señorita Valnessa Easton de Berkeley, California; y comisionado el mismo día, el Tte. Comdr. P. W. Burton al mando.

Saliendo de California el 28 de agosto de 1943, después de ejercicios de entrenamiento y entrenamiento, Macaw navegó en un convoy a Espíritu Santo, llegando el 2 de octubre. Desde allí, dirigiéndose a Funafuti, a través de la isla Wallis, trazó arrecifes previamente desconocidos. Ancló frente a Funafuti el 16 y permaneció hasta el 13 de noviembre cuando se le ordenó regresar a Pearl Harbor. Pasando solo un corto tiempo en Hawai, Macaw partió hacia la isla Midway, donde aterrizó el 16 de enero de 1944, en un intento de ayudar al submarino Flier, luego encallado en un arrecife de coral. Los intentos de salvamento no tuvieron éxito y en la noche del 12 y 13 de febrero de 1944, Macaw rompió y se deslizó en aguas profundas. Cinco de su tripulación, incluido el oficial al mando, se perdieron.

El guacamayo fue eliminado de la lista de la Marina el 25 de marzo de 1944.

Macaw recibió una estrella de batalla por su servicio en la Segunda Guerra Mundial.




Preguntas generales sobre Azure Site Recovery

Site Recovery contribuye a su estrategia de continuidad empresarial y recuperación ante desastres (BCDR), al orquestar y automatizar la replicación de máquinas virtuales de Azure entre regiones, máquinas virtuales locales y servidores físicos en Azure, y máquinas locales en un centro de datos secundario. Aprende más.

¿Puedo proteger una máquina virtual que tiene un disco Docker?

No, este es un escenario no admitido.

¿Qué hace Site Recovery para garantizar la integridad de los datos?

Site Recovery ha tomado varias medidas para garantizar la integridad de los datos. Se establece una conexión segura entre todos los servicios mediante el protocolo HTTPS. Esto asegura que ningún malware o entidades externas no puedan manipular los datos. Otra medida adoptada es el uso de sumas de verificación. La transferencia de datos entre el origen y el destino se ejecuta calculando sumas de comprobación de datos entre ellos. Esto asegura que los datos transferidos sean consistentes.


Guacamayo USS (ASR-11)

De Wikipedia, la enciclopedia libre

los USS Guacamayo (ASR-11) era un Gallo-Barco de rescate submarino de clase en la Armada de los Estados Unidos.

Guacamayo fue establecido el 15 de octubre de 1941 por la Moore Dry Dock Company, Oakland, California lanzado el 12 de julio de 1942 patrocinado por la señorita Valnessa Easton de Berkeley, California y encargado exactamente un año después, el Tte. Comdr. Paul Willits Burton al mando.

Partiendo de California el 28 de agosto de 1943, después de ejercicios de entrenamiento y entrenamiento, Guacamayo navegó en convoy a Espíritu Santo, llegando el 2 de octubre. Desde allí, dirigiéndose a Funafuti, a través de la isla Wallis, trazó arrecifes previamente desconocidos. Ancló frente a Funafuti el 16 y permaneció hasta el 13 de noviembre cuando se le ordenó regresar a Pearl Harbor. Después de seis semanas en Hawái, Guacamayo partió hacia Midway Island.

Guacamayo encalló en un arrecife en Midway Atoll el 16 de enero de 1944 mientras intentaba ayudar al submarino USS & # 160Volante& # 160 (SS-250), que había encallado ella misma ese mismo día. En la noche del 12 al 13 de febrero de 1944, Guacamayo resbaló del arrecife en mares agitados y se hundió. Durante el hundimiento, su oficial al mando, Paul Burton, y cuatro tripulantes murieron después de abandonar el barco.


Guacamayo ASR-11 - Historia

Robert Andrew Vaughn nació el 14 de enero de 1928. Según nuestros registros, Carolina del Norte era su hogar o estado de alistamiento y el condado de Forsyth se incluyó en el registro de archivo. Winston-Salem aparece como la ciudad. Se había alistado en la Marina de los Estados Unidos. Sirvió durante la Segunda Guerra Mundial. Vaughn tenía el rango de Alistado. Su ocupación o especialidad militar era Steward's Mate First Class. La asignación del número de servicio fue 6573690. Adjunto al USS Macaw (ASR-11). Durante su servicio en la Segunda Guerra Mundial, el alistado de la Marina, Vaughn, fue reportado como desaparecido y finalmente declarado muerto el 13 de febrero de 1944. Circunstancias registradas atribuidas a: Desaparecido en combate o perdido en el mar. Lugar del incidente: Isla Midway. Robert Andrew Vaughn está enterrado o conmemorado en Tablets of the Missing en Honolulu Memorial, Honolulu, Hawaii. Esta es una ubicación de la Comisión de Monumentos de Batalla Estadounidense.

Guacamayo ASR-11 - Historia

William Roscoe Funk nació el 29 de junio de 1910. Según nuestros registros, California era su hogar o estado de alistamiento y el condado de San Francisco estaba incluido en el registro de archivo. Tenemos a San Francisco en la lista de la ciudad. Se había alistado en la Marina de los Estados Unidos. Sirvió durante la Segunda Guerra Mundial. Funk tenía el rango de Suboficial Jefe. Su ocupación o especialidad militar era Compañero de Farmacéutico Jefe. La asignación del número de servicio fue 2996307. Adjunto al USS Macaw (ASR-11). Durante su servicio en la Segunda Guerra Mundial, el Suboficial Funk de la Armada fue reportado como desaparecido y finalmente declarado muerto el 13 de febrero de 1944. Circunstancias registradas atribuidas a: Desaparecido en combate o perdido en el mar. Lugar del incidente: Isla Midway. William Roscoe Funk está enterrado o conmemorado en Tablets of the Missing en Honolulu Memorial, Honolulu, Hawaii. Esta es una ubicación de la Comisión de Monumentos de Batalla Estadounidense.

Monumento Nacional Marino Papahānaumokuākea Informe de condición 2009

Los ecosistemas expansivos de las islas del noroeste de Hawái se encuentran entre los pocos ecosistemas de arrecifes de gran escala, intactos y dominados por depredadores que quedan en el mundo, y uno de los más remotos (Figura 1). El área está compuesta por pequeñas islas, islotes y atolones y una compleja variedad de arrecifes de coral poco profundos, pendientes de aguas profundas, bancos, montes submarinos y ecosistemas oceánicos abisales y pelágicos que sustentan una diversidad de vida marina, el 25 por ciento de la cual es endémica del archipiélago hawaiano. (Eldredge y Miller 1994, Miller y Eldredge 1996, Randall 1992). Los arrecifes de coral de las islas del noroeste de Hawái son la base de un ecosistema que alberga un conjunto distintivo de mamíferos marinos, peces, tortugas marinas, aves, algas e invertebrados, incluidas especies raras, amenazadas, en peligro de extinción o que tienen un estado de protección legal especial. El Censo de Arrecifes de Coral (2006) y las expediciones del Programa de Evaluación y Monitoreo de Arrecifes de las Islas del Noroeste de Hawai (entre 2000 y 2006) revelaron muchas especies de invertebrados y corales de arrecifes no declaradas ni descritas anteriormente, evidencia de que los arrecifes dentro del monumento no han sido suficientemente explorados y encuestados. Se necesitan exploraciones y análisis adicionales para caracterizar y documentar adecuadamente los hábitats y las especies raras, especialmente las especies endémicas vulnerables que pueden requerir un manejo especial (NMSP 2005).

Localización

Una región marina vasta, remota y en gran parte deshabitada, el monumento abarca un área de 139,792 millas cuadradas del Océano Pacífico en la extensión noroeste del archipiélago hawaiano. El monumento está compuesto por todas las tierras, incluidas las tierras y aguas emergentes y sumergidas de las islas del noroeste de Hawai y tiene aproximadamente 1,382 millas de largo y 100 millas de ancho. El área incluye la Reserva del Ecosistema de Arrecifes de Coral de las Islas del Noroeste de Hawai, el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Atolón Midway / Monumento Nacional de la Batalla de Midway, el Refugio Nacional de Vida Silvestre de las Islas Hawaianas, el Santuario de Vida Silvestre del Atolón Kure y el Refugio Marino de las Islas del Noroeste de Hawai del Estado de Hawái (71 FR 51134 ).

Designacion

En 2000, la Reserva del Ecosistema de Arrecifes de Coral de las Islas del Noroeste de Hawai fue establecida por Orden Ejecutiva Presidencial con la misión de llevar a cabo una gestión coordinada e integrada para lograr el objetivo principal de una protección sólida y a largo plazo de los ecosistemas marinos en su condición natural, así como como la perpetuación de las prácticas culturales nativas de Hawái y la conservación de los recursos patrimoniales de las islas del noroeste de Hawái. Las Órdenes Ejecutivas que crearon la reserva en 2000 también iniciaron un proceso para designar las aguas de las islas del noroeste de Hawái como santuario marino nacional federal. En 2006, después de comentarios públicos sustanciales en apoyo de fuertes protecciones para el área, el presidente George W. Bush firmó una proclamación creando el Monumento Nacional Marino de las Islas del Noroeste de Hawai. Las acciones del presidente otorgaron a las islas del noroeste de Hawái la forma más alta de protección ambiental marina de nuestra nación. Posteriormente, a través de una iniciativa presentada por el Grupo de Trabajo Cultural Hawaiano Nativo de las Islas del Noroeste de Hawai, el monumento recibió el nombre hawaiano, Monumento Nacional Marino Papahānaumokuākea, en marzo de 2007. El monumento es cogestionado por el Departamento de Pesca y Pesca de EE. UU. Wildlife Service, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica del Departamento de Comercio (NOAA) y el estado de Hawai, y ahora es el área de conservación más grande bajo la bandera de los EE. UU.

Liquidación y descubrimiento tempranos

Figura 2. Piedras colocadas hace varios cientos de años por visitantes polinesios en Mokumanamana, o isla Necker, con fines espirituales o de navegación. (Foto: Andy Collins, NOAA)

Una de las hazañas más notables de la navegación y el asentamiento en mar abierto en toda la historia de la humanidad fue el movimiento de pueblos ancestrales oceánicos a través del vasto Océano Pacífico. Las islas hawaianas del noroeste fueron exploradas, colonizadas y, en algunos casos, pobladas permanentemente por nativos hawaianos en tiempos previos al contacto. Nihoa y Necker Island (Mokumanamana), las islas más cercanas a las principales islas hawaianas, tienen sitios arqueológicos con características agrícolas, religiosas y habitacionales (Figura 2). Con base en datos de radiocarbono, se ha estimado que las islas Nihoa y Necker podrían haber estado habitadas desde 1000 d.C. hasta 1700 d.C.En el archipiélago hawaiano, la región noroeste contenía las islas más periféricas que dependían en gran medida de la interacción y la red entre las islas centrales (la principal Islas Hawaianas) como un mecanismo social para ayudar a reducir la posibilidad de extinción de sus poblaciones geográficamente aisladas (Emory 1928, Cleghorn 1988).

Aunque las tradiciones hawaianas conservaron los nombres de un puñado de islas en la cadena noroeste, el contacto regular había cesado hacía mucho tiempo cuando los dos barcos del capitán Cook hicieron el primer contacto europeo con las islas hawaianas en 1778. Más tarde, muchos de los arrecifes y atolones en el Las islas del noroeste de Hawái fueron descubiertas por los occidentales en el siglo XIX, ya sea de forma intencionada o cuando los barcos encallaron. Algunas de las ubicaciones, como Maro Reef, Laysan Island y Pearl and Hermes Atoll, recibieron sus nombres históricos de los barcos naufragados.

Conocidas como las islas Küpuna (mayores), las islas del noroeste de Hawái son tierras cedidas (tierras de la corona que pertenecen a la monarquía hawaiana en el momento en que los Estados Unidos anexaron Hawái) y de suma importancia para los nativos hawaianos. Sus ricos recursos culturales nos informan sobre los orígenes de las primeras personas de Hawái y tienen un gran significado en la cultura e historia nativas de Hawái. El mito y la cultura se unen en el antiguo oli (canto) y mele (canción) que narra a la diosa del fuego Pele y su familia atravesando las islas del noroeste de Hawái y deteniéndose en Mokumanamana de camino a las principales islas de Hawái (NMSP 2005).

Geología

Figura 3. Mapa de parte de la cuenca del Pacífico que muestra el rastro volcánico del hotspot hawaiano - cadena de montes submarinos Hawaiian Ridge Emperor de 60.000 km de longitud. (Foto: Mapas de datos y amplificadores de NOAA y ESRI®)

Durante los últimos 70 millones de años o más, los procesos combinados de formación de magma, erupción y crecimiento de volcanes y el movimiento continuo de la placa del Pacífico sobre un "punto caliente" magmático han dejado un largo rastro de volcanes a través del fondo del Océano Pacífico (Figura 3) . La cadena de montes submarinos Hawaiian Ridge-Emperor se extiende 3,728 millas desde la "Isla Grande" de Hawai hasta las trincheras Aleutianas y Kamchatka frente a Alaska y Siberia, respectivamente. Las propias islas hawaianas son una parte muy pequeña de la cadena y son las islas más jóvenes de la inmensa cadena montañosa, en su mayoría submarina, compuesta por más de 80 volcanes (Clague 1996).

Figura 4. La placa del Pacífico se mueve lentamente sobre el punto caliente de Hawai hacia el noroeste a una velocidad promedio de 9,5 cm / año. El atolón de Kure, la tierra emergente más septentrional, se formó hace aproximadamente 30 millones de años (Wessel et al. 2006). El área directamente sobre el hotspot es volcánicamente activa. La actividad disminuye y finalmente se detiene a medida que avanza la placa. (Diagrama: NOAA Ocean Explorer)

Una curva pronunciada en la cadena indica que el movimiento de la Placa del Pacífico cambió abruptamente hace unos 43 millones de años cuando dio un giro más hacia el oeste desde su anterior dirección norte. La formación de la curva coincide con una importante reorganización de los centros de expansión del lecho marino del Pacífico norte y el inicio de la subducción en el sistema arco-fosa de las Marianas (Sharp y Clague 2006).

A medida que la Placa del Pacífico continúa moviéndose hacia el oeste-noroeste, la isla de Hawai será llevada más allá del punto caliente por el movimiento de la placa, preparando el escenario para la formación de una nueva isla volcánica en su lugar (Figura 4). El monte submarino Loihi, un volcán submarino activo, se está formando a unas 22 millas de la costa sur de Hawai. Loihi ya se ha elevado aproximadamente a dos millas sobre el fondo del océano hasta una milla de la superficie del océano. Según la teoría del hotspot, suponiendo que Loihi continúe creciendo, se convertirá en la próxima isla de la cadena hawaiana. En el futuro geológico, Loihi puede eventualmente fusionarse con la isla de Hawái, que a su vez está compuesta por cinco volcanes unidos: Kohala, Mauna Kea, Hualalai, Mauna Loa y Kilauea.

Las islas del noroeste de Hawái constituyen las tres cuartas partes del noroeste de la vasta cadena del archipiélago hawaiano. Moviéndose hacia el noroeste desde las principales islas hawaianas, este tramo de tierras emergentes se caracteriza por pequeñas islas rocosas, bancos, atolones, islas de coral y arrecifes, que envejecen progresivamente moviéndose de este a oeste. Los arrecifes son algunos de los arrecifes de coral más saludables y menos perturbados que quedan y constituyen uno de los últimos ecosistemas de arrecifes de coral a gran escala dominados por depredadores del planeta. Durante milenios, los animales invertebrados y las algas han construido enormes arrecifes en los mares poco profundos que rodean las islas. Los animales coralinos y las algas coralinas, inicialmente adheridas al basalto de los antiguos volcanes, crecieron gradualmente secretando esqueletos de carbonato de calcio. Las islas basálticas eventualmente se erosionaron y se hundieron bajo su propio peso masivo. Sin embargo, el crecimiento ascendente de los arrecifes de coral ha seguido el ritmo del hundimiento gradual de los restos volcánicos, dejando los arrecifes que vemos hoy.

Debido a la ubicación remota de los arrecifes de las islas del noroeste de Hawái, la dispersión y el reclutamiento de especies de arrecifes del resto del Pacífico es un evento poco común. Los largos períodos de aislamiento de los sobrevivientes llevaron a la evolución de especies distintas de las que evolucionaron independientemente en los arrecifes anfitriones, lo que resultó en los niveles más altos de endemismo marino registrados para un gran archipiélago en el mundo (Randall 1992, Eldredge y Miller 1994, Miller y Eldredge 1996). Los estudios y exploraciones hasta la fecha aún no han caracterizado adecuadamente el grado real de endemismo en las islas del noroeste de Hawai, especialmente para los invertebrados de arrecifes, corales y algas (NMSP 2005).

Agua: condiciones oceanográficas

Las corrientes oceánicas transportan y distribuyen larvas entre y entre diferentes atolones, islas y bancos sumergidos de las islas del noroeste de Hawái y también proporcionan el mecanismo por el cual las especies se distribuyen desde y hacia las principales islas de Hawái, así como regiones lejanas. Las corrientes superiores del océano en las islas del noroeste de Hawái son muy variables tanto en velocidad como en dirección, y están dominadas por la variabilidad de los remolinos. Promediado a lo largo del tiempo, el flujo medio resultante de las aguas superficiales tiende a fluir predominantemente de este a oeste en respuesta a los vientos alisios predominantes del noreste (Firing et al. 2004).

Figura 5. Serie de tiempo de la energía de las olas calculada a partir de los datos de las olas de la NOAA Boya # 51001 ubicada cerca de la isla Nihoa en las islas del noroeste de Hawai. Datos cortesía del Centro de boyas de datos de NOAA. (Fuente: Friedlander et al. 2005).

Los eventos de olas importantes varían a lo largo de escalas de tiempo interanuales (entre años) y decenales, lo que también puede determinar la distribución de especies de corales y algas y sus conjuntos de peces e invertebrados asociados. Interanualmente, algunos años experimentan cantidades mayores o menores de energía de las olas acumulada o números de eventos extremos de olas que otros años (Figura 5). Esta aparente variabilidad decenal de la energía de las olas posiblemente esté relacionada con eventos de Oscilación Decadal del Pacífico bien documentados, que son un modo de variabilidad climática del Pacífico Norte a escalas de tiempo de varias décadas que tiene impactos generalizados sobre el clima y el ecosistema (Mantua et al. 1997).

Los arrecifes de coral de las islas del noroeste de Hawái, en particular los atolones Kure, Midway y Pearl y Hermes en el extremo noroeste del archipiélago, están expuestos a grandes fluctuaciones estacionales de temperatura. Las temperaturas de la superficie del mar en estos atolones del norte varían desde menos de 18 ° C a finales del invierno de algunos años (17 ° C en 1997) hasta máximas superiores a 28 ° C en los meses de finales del verano de algunos años (29 ° C en 2002). En comparación con la mayoría de los ecosistemas de arrecifes de todo el mundo, estas fluctuaciones son extremadamente altas. Si bien las temperaturas de verano son generalmente similares a lo largo de toda la cadena de islas del noroeste de Hawái, las temperaturas de invierno tienden a ser de 3 a 7 ° C más frías en los atolones del norte que en las islas y bancos del sur a medida que el frente subtropical migra hacia el sur.

Las observaciones satelitales revelan un frente de clorofila significativo asociado con el frente subtropical, con alta clorofila al norte del frente y aguas oligotróficas al sur del frente. Estas observaciones revelan migraciones estacionales e interanuales significativas del frente hacia el norte durante los meses de verano y hacia el sur durante los meses de invierno (Seki et al. 2002). La migración hacia el sur del frente subtropical generalmente lleva estas aguas con alto contenido de clorofila a las porciones del norte de las islas del noroeste de Hawái. Durante algunos años, estas migraciones invernales del frente subtropical se extienden hacia el sur para incluir el extremo sur de las islas del noroeste de Hawái. Evidencia adicional sugiere movimientos a escala decenal en la extensión hacia el sur del frente subtropical (Friedlander et al. 2005).

Habitat

Figura 6. Los corales de mesa, como estos Acropora, son comunes en todo el Pacífico tropical y en French Frigate Shoals, pero están ausentes en las principales islas hawaianas. (Foto: James Watt)

El monumento está compuesto por una compleja variedad de ambientes marinos de arrecifes, pendientes, bancos, montañas submarinas, abisales y pelágicos. Los arrecifes de coral de aguas poco profundas y saludables abarcan más de 4,450 millas cuadradas de hábitat de arrecifes de coral de aguas poco profundas. Pearl and Hermes Atoll, French Frigate Shoals, Maro Reef y Lisianski Island tienen los arrecifes cercanos a la costa más extensos (Figura 6). Gardner Pinnacles, Lisianski Island, Maro Reef y Necker Island tienen las áreas de bancos de aguas poco profundas más extensas (NOAA 1998).

Dentro de las islas del noroeste de Hawái, los arrecifes difieren en la cobertura de coral y la organización de las especies. Este vasto ecosistema de arrecifes de coral de aguas poco profundas sustenta un sistema dinámico de especies marinas. Hasta el 25 por ciento de los organismos de aguas poco profundas que se encuentran en las islas hawaianas son endémicos o no se encuentran en ningún otro lugar del mundo. Se ha planteado la hipótesis de que las islas del noroeste de Hawai actúan como trampolines y reservorios para los organismos que se encuentran en las principales islas de Hawai, al igual que sus predecesores en los montes submarinos Emperador pueden haber servido como trampolines para las islas del noroeste de Hawai (NOS 2003).

El monumento también está compuesto por un sistema único de ambientes terrestres, que se mencionará pero no se ampliará en este informe. Muchos de los islotes y atolones del noroeste de Hawai han sido relativamente intactos por los humanos. La isla Nihoa es una de las islas biológicamente más vírgenes del Pacífico y probablemente representa más fielmente la apariencia original de la isla y las especies nativas que se encontraron antes de que los humanos llegaran a las islas hawaianas, aunque las recientes infestaciones de saltamontes exóticos amenazan periódicamente la vegetación y otros animales terrestres. Muchas de las islas proporcionan lugares de reproducción para numerosas aves marinas del Pacífico central que anidan en madrigueras y acantilados, en el suelo y en árboles y arbustos. Para algunas especies, estas pequeñas motas de tierra proporcionan sus únicos lugares de reproducción.

Recursos vivos

Figura 7. La foca monje de Hawai es el segundo mamífero marino más amenazado del mundo, después de su pariente cercano, la foca monje del Mediterráneo. (Foto: James Watt)

Los arrecifes de coral de las islas del noroeste de Hawái están habitados por al menos 57 especies de corales, 355 especies de algas y muchas especies de invertebrados. Es probable que a estos números se sumen exploraciones exhaustivas y sistemáticas. Esta diversidad y riqueza de especies supera ahora la de las principales islas hawaianas. De hecho, las islas del noroeste de Hawái albergan una cantidad excepcionalmente alta de corales y algas endémicas (Maragos et al. 2004).

Los ecosistemas de las islas del noroeste de Hawái desempeñan un papel importante en el sustento de una gran cantidad de mamíferos marinos. Las focas monje hawaianas (Figura 7) y los delfines mulares y los delfines hawaianos son especies residentes que se encuentran dentro de estos ecosistemas durante todo el año. Especies transitorias como delfines manchados, ballenas jorobadas y muchos otros cetáceos ocurren estacionalmente dentro del monumento.

La endémica foca monje hawaiana, el mamífero marino más amenazado de los Estados Unidos, es la única foca que depende de los arrecifes de coral para su existencia. Los primeros recuentos de focas monje en las playas de toda la zona de distribución se produjeron a finales de la década de 1950. Debido a una disminución del 50 por ciento descubierta en el conteo de playas, la foca monje hawaiana fue catalogada como en peligro de extinción en toda su área de distribución en 1976. NOAA Fisheries designó hábitat crítico para la foca monje hawaiana desde la costa hasta 20 brazas en todo el noroeste de las islas de Hawai en mayo de 1988. Desde entonces, investigaciones adicionales han indicado que las focas también se alimentan en aguas muy profundas en los bancos y montes submarinos (Parrish et al. 2002). En los últimos años, la población de focas ha seguido disminuyendo. Los recuentos de playas se utilizan como índice de la población, y en 2008 el número medio de focas mayores que las crías observadas en los recuentos de playas en las seis principales subpoblaciones del NWHI fue un poco más de 300 focas. Se estima que quedan entre 1.100 y 1.200 animales en toda la cadena de islas (NMFS 2008).

Figura 8. Las tortugas marinas verdes se encuentran alrededor de la mayoría de las islas del archipiélago hawaiano. Su sitio principal de anidación está en French Frigate Shoals. (Foto: James Watt)

Las islas del noroeste de Hawai son un importante hábitat de anidación para la tortuga verde amenazada, que ocupa tres tipos de hábitat: playas abiertas, mar abierto y aguas poco profundas protegidas (Figura 8). La isla oriental en French Frigate Shoals por sí sola representa más del 80 por ciento de la población anidadora de todo el archipiélago. Al salir del cascarón, las tortugas jóvenes se arrastran desde la playa y nadan sobre áreas de arrecifes poco profundos y extensas áreas de bajíos hacia el océano abierto. Cuando sus caparazones crecen de 8 a 10 pulgadas de largo, se trasladan a zonas de alimentación poco profundas sobre arrecifes de coral y fondos rocosos. La edad de madurez sexual se estima en 20 a 50 años. Mientras que la tortuga verde es una especie residente, la tortuga laúd en peligro de extinción, la tortuga golfina en peligro de extinción y la tortuga boba amenazada se consideran especies transitorias que ocurren estacionalmente en esta área expansiva. La tortuga carey, en peligro de extinción, también reside en Hawai, con pequeñas poblaciones de anidación cerca del extremo sureste del archipiélago y con poblaciones de alimentación en todas las islas.

Las islas del noroeste de Hawái albergan algunas especies únicas de vida marina que también se encuentran en ecosistemas geográficamente distantes. Se cree que las islas del noroeste de Hawái están vinculadas a estos ecosistemas a través de los montes submarinos asociados y los grupos de islas adyacentes a ellos. Algunas de estas especies de peces únicas que se encuentran comúnmente en los arrecifes del monumento, como el napoleón, el pez ángel enmascarado y la quijada son raras en otras partes del archipiélago hawaiano. Se desconoce el número total de especies en las islas del noroeste de Hawai, pero el muestreo inicial indica la presencia de aproximadamente 260 especies de peces solo en Midway (Randall 1992).

Estructuralmente, los depredadores ápice, como los tiburones y los jureles, dominan las comunidades de peces en los arrecifes. Además, las estimaciones de abundancia y biomasa indican que la comunidad de arrecifes se caracteriza por menos herbívoros, como los peces cirujano, y más carnívoros, como las damiselas, los peces cabra y los peces escorpión. El valor de estas exquisitas comunidades de arrecifes se extiende más allá de lo intrínseco que también tienen el potencial de protegerse contra el colapso de la pesca en las principales islas hawaianas al servir potencialmente como una fuente de reclutas y propágulos.

Las islas del noroeste de Hawai son el hogar de millones de aves marinas y la colonia de aves marinas más grande bajo un manejo unificado en el Pacífico. Cuatro especies de aves endémicas en peligro de extinción, el pato de Laysan, el pinzón de Laysan, el pinzón de Nihoa y el pájaro molinero de Nihoa, se reproducen en las islas junto con aproximadamente 14 millones de aves marinas de 22 especies.

Los arrecifes de coral de las islas del noroeste de Hawái albergan diversas comunidades de macroinvertebrados bentónicos. Los moluscos, crustáceos y equinodermos dominan la fauna de invertebrados no coralinos en las islas del noroeste de Hawái, que es típica de la mayoría de las comunidades de arrecifes de coral. Se identificaron hasta 600 especies de macroinvertebrados solo en French Frigate Shoals en la expedición 2000 del Programa de Evaluación y Monitoreo de Arrecifes de las Islas del Noroeste de Hawai, con más de 250 especies (sin incluir los caracoles marinos) reportadas como nuevos registros. En octubre de 2006, una expedición del Censo de Arrecifes de Coral (2006) a French Frigate Shoals regresó con numerosas especies que aún no se han identificado. Se esperan más de 100 nuevos registros de especies de esta expedición.
(NMSP 2005, Friedlander et al. 2005).

Recursos Arqueológicos Marítimos

Figura 9. Proa del USS Macaw ASR-11, que era un barco de salvamento y rescate de 250 pies. Durante las operaciones de salvamento en 1944, el Guacamayo encalló y posteriormente se hundió durante una poderosa tormenta. (Foto: James Watt)

Las islas hawaianas tienen una rica historia marítima (Figura 9). A finales del siglo XVIII y principios del XIX, los comerciantes europeos y estadounidenses comenzaron a hacer escala en las principales islas hawaianas y, en 1825, Honolulu se convirtió en el puerto más importante del Pacífico. Durante los siglos XIX y XX, las islas del noroeste de Hawái experimentaron una serie de actividades extractivas, incluida la pesca, la extracción de guano, los cruceros de salvamento de naufragios, la caza furtiva de aves (plumas) y la recolección de ostras, así como la explotación comercial de otra fauna marina y terrestre. . La ubicación geográfica de las islas hawaianas del noroeste se volvió cada vez más importante para los planificadores comerciales y militares. La apertura de las zonas balleneras de Japón en 1820 envió barcos a través de las islas del noroeste de Hawai en busca de aceite de ballena. Midway fue reclamado por el gobierno de los Estados Unidos en 1867 y para el cambio de siglo se había convertido en una importante estación de cable transpacífico y punto de parada para los "Clippers" voladores que transportaban pasajeros y correo entre San Francisco y Manila. En 1940, la Marina de los Estados Unidos construyó la Base Aérea Naval del Pacífico, y posteriormente una base de submarinos, en Midway. Durante la Segunda Guerra Mundial, los barcos patrulleros estaban estacionados en la mayoría de las islas y atolones.

Las islas del noroeste de Hawái han sido un verdadero cementerio de desastres marinos. El carácter bajo y discreto de las islas y su ubicación defectuosa o insuficiente en las cartas marinas, junto con las numerosas actividades que se han producido en los últimos siglos, han dejado un legado marítimo disperso alrededor y en las islas, incluidos naufragios y aviones navales hundidos. . Actualmente, hay 60 sitios de naufragios conocidos entre las islas del noroeste de Hawai. Los primeros sitios descubiertos hasta ahora incluyen los barcos balleneros Pearl y Hermes que datan de 1822. Combinados con aviones conocidos, hay un total de 127 sitios de recursos marítimos potenciales conocidos (Van Tilburg 2002). Veinte de estos sitios han sido confirmados por estudios de campo, incluidos cinco barcos balleneros del siglo XIX, que representan un período importante de la historia de la caza de ballenas en el Pacífico. Muchos de estos recursos patrimoniales, según los definen las leyes de preservación estatales y federales, son de importancia histórica y nacional. Algunos de estos sitios de naufragios de barcos y aviones pertenecen a la categoría de tumbas de guerra asociadas con importantes eventos históricos, como la batalla de Midway en junio de 1942. Son un registro físico de actividades pasadas en las islas del noroeste de Hawái y encarnan aspectos únicos de la isla. e historia del Pacífico.

Recursos de la cultura nativa hawaiana

Figura 10. Evidencia arqueológica de habitación humana en Nihoa. También en la foto hay un piquero de patas rojas. (Foto: Andy Collins, NOAA)

Los indígenas hawaianos tienen una conexión e interés en las islas del noroeste de Hawai, lo cual está documentado en sus historias orales y escritas, genealogías, espiritualidad, canciones y bailes. Los polinesios viajaron miles de millas durante cientos de años en las islas del noroeste de Hawái y hay evidencia arqueológica de presencia humana en Nihoa durante un período de 500 a 700 años (Figura 10). También hay visitas registradas a estas islas por parte de los monarcas de la nación hawaiana, que se extendieron hasta las islas del noroeste de Hawái.

En las tradiciones hawaianas, las islas del noroeste de Hawái se consideran un lugar sagrado, una región de oscuridad primordial de la que brota la vida y los espíritus regresan después de la muerte (Kikiloi 2006). De acuerdo con las prácticas tradicionales hawaianas, en las que las responsabilidades se heredan de los antepasados, las deidades ancestrales y una multitud de dioses, y también de acuerdo con la autoridad soberana perpetua de los indígenas hawaianos, los pueblos indígenas de Hawai han heredado deberes inalienables de cuidar y proteger el "cuerpo formas "que las precedieron en el proceso evolutivo. Estas formas corporales incluyen pólipos de coral, algas, peces, todas las demás formas de vida oceánica, aves e islas. Las conexiones con estas formas corporales tienen una base genealógica. Todos son antepasados, conectados con el pueblo hawaiano en el espacio, el tiempo y la energía espiritual. Por lo tanto, los pueblos indígenas de Hawái tienen la responsabilidad de honrar y proteger a sus antepasados ​​que residen en las islas del noroeste de Hawái en sus múltiples formas (NMSP 2005).


Historia

ASR se fundó originalmente el 26 de marzo de 1938 en el campus de la Universidad Loyola de Chicago como Sociedad Católica Americana de Sociología (ACSS). En esa fecha, un grupo de aproximadamente 35 sociólogos fue convocado por Ralph A. Gallagher, SJ, un sacerdote jesuita y profesor de sociología en Loyola, para discutir, en palabras de Gallagher, “la necesidad de una acción concertada por parte de nuestras instituciones católicas de la educación superior en el campo del pensamiento y la acción social ”. Members of the original group seemed primarily concerned about how sociology could be more emphasized and better integrated in the curricula of their religiously affiliated colleges and universities. Within its first year, the Society quickly grew to include approximately 100 members and decided to hold annual meetings and publish a journal titled The American Catholic Sociological Review (ACSR).

During the early years, some members were drawn to the Society out of a desire to practice a sociology that was informed by their religious beliefs and values, particularly the Church’s expanding social teachings. Others wanted to devote their skills as sociologists to the service of the Church by conducting applied research. Still others were interested primarily in studying the role of religion in society more broadly. A reading of the early journal articles reveals that some of the original members perceived mainstream American sociology as hostile toward religion, and so they sought to establish a distinctly “Catholic sociology.” But by the late 1950s, this separatist instinct was waning, and increasing numbers of ACSS members recognized that although their religious faith might influence the substantive topics they chose to investigate, religious faith was not the basis for a different type of sociology (good empirical sociology was good empirical sociology).

As a sign of their desire to better integrate themselves with mainstream sociology, ACSS members voted overwhelmingly in 1958 to change the time and place of the annual meeting to coincide with that of the American Sociological Association, and within a few years, they voted to change the name of the journal from ACSR para Sociological Analysis: A Journal in the Sociology of Religion to reflect the increasing breadth of articles in the sociology of religion. Although the Society retained its original name for several years after the journal was renamed, by the beginning of the 1970s, it was clear that Catholic sociologists were increasingly assimilated into the main body of sociologists and that the Society’s membership and their scholarly pursuits were less sectarian. In 1970, the members voted to change the name of the society to the Association for the Sociology of Religion (ASR), and in 1993 the journal was renamed Sociology of Religion: A Quarterly Review. Over the last few decades, ASR’s membership has become increasingly diverse and international, which has added to the vibrancy of our Association and the quality of our intellectual exchanges at the Annual Meetings and in our journal.


Macaw ASR-11 - History

Paul Willits Burton was born on September 29, 1911. According to our records New Jersey was his home or enlistment state and Monmouth County included within the archival record. We have Asbury Park listed as the city. He had enlisted in the United States Navy. Served during World War II. Burton had the rank of Lieutenant Commander. His military occupation or specialty was Commanding Officer. Service number assignment was 0072367. Attached to USS Macaw (ASR-11). During his service in World War II, Navy Lieutenant Commander Burton was reported missing and ultimately declared dead on February 13, 1944 . Recorded circumstances attributed to: Missing in action or lost at sea. Incident location: Midway Island. Paul Willits Burton is buried or memorialized at Tablets of the Missing at Honolulu Memorial, Honolulu, Hawaii. This is an American Battle Monuments Commission location.

Flier’s grounding and the First of the Jim All’s films

Sorry this has taken so long. I’m having to finish the design for the potential exhibit in the next two weeks, and a few other, family related issues have swallowed my time. I am sorry, I’ve been hating how little time I’ve had to devote to this blog lately.

But I hope the following will at least partially make up for the prolonged absence.

First, I thought for those who have never taken a look at Midway Atoll, that you might be interested in just how Flier wound up grounded at Midway when so many other submarines came in and out of Midway all through WWII with little trouble. I ended up doing a lot of research to help myself out here, and I’m indebted to Michael Sturma of Murdoch University in Australia not only for his excellent book, USS Flier: Death and Survival on a WWII Submarine, but also because he kindly forwarded a digital copy of the JAG investigation and transcript into this incident.

Reading about this incident in the Deck Logs and Sturma’s book was one thing, reading it, in the men’s own words, was another thing completely. It brought new insights I hadn’t thought of. Between the Deck Logs, the JAG Transcript and Sturma’s book, I put together a little video about how, exactly, Flier ended up on the reef.

Following this incident, and the tow back to Pearl, Crowley would be found responsible for Flier’s damage, but then again, a skipper is responsible for his ship and all of his crew. He could have been asleep when this happened, and still be found responsible. The fact that the investigation panel decided that even though he was responsible, it was through no fault of his own, nor negligence, or anything that could be helped. In short, he’s responsible, but only because he had to be found such. They permitted him to retain command of Flier, which says a lot about their opinion of his command abilities, and I’m sure, was a great vote of confidence for Crowley himself.

Jim Alls was on that patrol the day Flier ran aground. For those who don’t know, Mr. Alls came to the Flier Memorial service in Muskegon this past August. To my knowledge, he’s the only known Flier crewman still alive. He was there the day she was commissioned and is listed among the commissioning crew, and remained with her until just a few days before Flier left Fremantle on her final, fateful patrol. The only reason he didn’t go with her was he had his jaw smashed in by a New Zealand soldier a few days before departure. All submariners are still required to be in peak condition before leaving on patrol, so Alls was left behind in Freo, with a retainer on him so he would re-join Flier’s crew as soon as he was cleared and she was back in port.

And of course, she never came back.

He’s amazing. I mean, here’s a guy who lies about his age to join the military at 15 years old (making him 16 years old when this happens) then spends the next several years on the most dangerous and complicated equipment in the world in the middle of a war zone. He has a great memory too, especially about these guys. I got to interview him and his wife back in November, and he told story after story, about the men, gilly, Panama, Pearl Harbor, poker games, working in the engine rooms, and on and on and on. Just incredible.

Since he was there the day they were at Midway, I asked him about it. The thing that stuck out most in his mind was the surgery performed on Waite Daggy, and the burial of James Cahl. I’m still working on the Cahl film, but here, in the words of someone who was there, is how surgery ended up being performed on a grounded submarine being thrashed by a winter storm.

And because I just can’t help myself, here’s a funny little bit about what happens when you screw up a Christmas Turkey on a submarine…

In case you’re wondering, I tend to complete these and upload them to YouTube as I find time, but it may be a while before they show up here. As a result, all three of these movies have been available for two days to two weeks. If you’re interested in seeing them as soon as I upload them, you can subscribe to the ussflierproject account, and YouTube will keep you advised as to when I upload these. I will eventually feature them here, as I can and it fits, but there you go.


Macaw ASR-11 - History

The Clamp recieved four WWII battle Stars

Offhand, most readers think of only one shipyard that has ever existed on the Napa River (or Mare Island Strait). Of course, that would be Mare Island Naval Shipyard, established by Farragut on Sept. 16, 1854, which has overhauled or modernized thousands of vessels and built over 520 craft.

But there have been others. In 1881, Vanderbilt and Secor, New York contractors, secured the contract to build the USS Monadnock, constructing a building ways at the foot of Maryland Street in Vallejo at the junction of Santa Clara Street. In September 1883 the Monadnock was launched, but because of financial difficulties experienced by the builders, the Navy at Mare Island seized the ship and towed it across the channel.

Congress finally appropriated sufficient money to permit Mare Island to complete and commission the ship. Beginning about 1890. at almost the same spot, the Aden brothers one of the true pioneer families of Solano County established a boat-building yard and a lumber yard, and operated a ferry service between here and San Francisco. Such boats as the Sunol and Anna Aden plied these waters.

The Monticello steamship line (Hatch brothers) created too much competition, and in the early 1900s the Aden boats ceased operating. In 1905 the Standard, Launch Co. built a boat-building yard at the foot of Ohio Street, producing many boats and launches. Most of our senior citizens will remember this local boat-building yard as the William D. Nutz yard, along with the collection of workmen’s cabins at the foot of Ohio Street, dubbed “Nutzville.”

Another Napa River shipyard only a dream was the plan of local contractor J.W. Doty and a San Francisco financier named Hausbrough to build a large yard for constructing lumber schooners. This was in March 1917 when the large Union Tile Co. and brickyard at the north end of Wilson Avenue (east end of the Sears Point bridge) was about to go out of business. The Vallejo Evening Chronicle re-ported the developers had two contracts to build schooners and would employ some 300 men. But the shipyard was never built.

But up the Napa River an honest-to-goodness shipyard was built by Basalt Rock Co. at the foot of Suscol Creek where the Kaiser Pipe Plant is now located. It seems it all began when Basalt required more and more barges to haul the tens of thousands of tons of rock with which to build the perimeter of Treasure Island in the San Francisco Bay. They began to build barges when World War II came and with it a demand for all sorts of small Navy craft and auxiliaries. It was a natural transition to build ARS ships for the Navy, and a number were built at this Napa plant.

Here is the story of one of these salvage vessels, the USS Clamp, launched at Napa Oct. 24, 1942, and commissioned. Aug. 23, 1943. In September 1943 the CIamp sailed to Pearl Harbor, and in November arrived in the Ellice islands for combat salvage’ operations supporting the Gilbert Islands invasion. On Nov. 10 it came under air attack five times, but escaped damage from these Japanese planes. The Clamp conducted salvage operations on the damaged LST-34 and the Hoel (DD-533) and the Macaw (ASR-11).

After an overhaul in February 1944 at Pearl Harbor, the Clamp investigated sunken Japanese vessels off Saipan for salvage value, capturing 10 prisoners during this work.

It arrived at Iwo Jima in February 1945 and was engaged for several months in salvage work during the invasion and capture of that island. The Clamp then saw service at Guam, Ulithi and Leyte. At Kerama Retto for an entire month it provided emergency service to the heavy cruiser Indianapolis, a kamikaze victim. In May 1945 it assisted in the damage repair to two destroyers at Ie Shima. In the fall 1945, the Clamp was on the West Coast for overhaul and sailed for . Pearl Harbor in March 1946. Then it went to Bikini Atoll for towing, diving and demolition duties in Operation Crossroads.

The Clamp returned to San Francisco in October 1946 and was placed out of commission, in reserve, at San Pedro in May 1947. The Clamp received four battle stars for World War II service. The other Napa-built ships also had outstanding service records in World War II. In previous columns we have cited the outstanding record of Benicia and its shipyards, which produced scores of sailing vessels like the famous Galilee.


Ver el vídeo: NACE UN GUACAMAYO AZUL,UNA AVE CONSIDERADA EXTINTA