Marronnage

Marronnage


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

  • Tres negros pardos, en Surinam.

    BRAY Théodore (1818-1887)

  • Hoja de Guayana Francesa, n ° 33 del 15 de agosto de 1829, portada.

  • Mapa de la Guayana Francesa de d'Anville.

Cerrar

Título: Tres negros pardos, en Surinam.

Autor: BRAY Théodore (1818-1887)

Fecha mostrada:

Dimensiones: Alto 29 - Ancho 40

Técnica y otras indicaciones: Dibujo acuarela

Lugar de almacenamiento: Sitio web del Museo de Aquitania

Copyright de contacto: © Mairie Bordeaux - Foto B. Fontanelsite web

Referencia de la imagen: M. C.: L 428

Tres negros pardos, en Surinam.

© Ayuntamiento de Burdeos - Foto B. Fontanel

Cerrar

Título: Hoja de Guayana Francesa, n ° 33 del 15 de agosto de 1829, portada.

Autor:

Fecha de creación : 1829

Fecha mostrada: 15 de agosto de 1829

Dimensiones: Alto 0 - Ancho 0

Lugar de almacenamiento: Sitio web del Centro de Archivos de Ultramar

Copyright de contacto: © Centre des Archives d'Outre-Mer

Referencia de la imagen: CAOM. Babero. AOM

Hoja de Guayana Francesa, n ° 33 del 15 de agosto de 1829, portada.

© Centre des Archives d'Outre-Mer

Cerrar

Título: Mapa de la Guayana Francesa de d'Anville.

Autor:

Fecha de creación : 1829

Fecha mostrada: 1829

Dimensiones: Alto 38 - Ancho 50

Lugar de almacenamiento: Sitio web del Centro Histórico de los Archivos Nacionales

Copyright de contacto: © Centro Histórico del Archivo Nacional - Taller de fotografía

Mapa de la Guayana Francesa de d'Anville.

© Centro Histórico del Archivo Nacional - Taller de fotografía

Fecha de publicación: abril de 2007

Contexto histórico

Marronnage, resistencia a la esclavitud

El escape de las áreas controladas por los amos es facilitado en Guyana por la geografía que hace viviendas, vastas fincas donde se concentra la mano de obra esclava, con el entonces infinito universo de la selva amazónica.

Los esclavos, sometidos a una restricción permanente en las viviendas, se comparten entre los gran taller que reúne a hombres y mujeres empleados en los trabajos más duros (limpieza, movimiento de tierras, siembra) y pequeño taller donde se reúnen mujeres embarazadas, ancianos y niños para tareas más livianas. Todos los detalles de su existencia se rigen por el "Taller de policía" que también autoriza al maestro a practicar el derecho de corrección para sancionar las infracciones y faltas. Desde carbones, refugios de ramas y hojas, inspirados en las técnicas amerindias, así como menudillos, cultivos de roza y quema adaptados al medio forestal, representan el marco de su vida reconstituida, donde la disciplina rigurosa es también una de las condiciones para la supervivencia de las bandas de castaños.

Si el carácter forestal de Guyana favorece la pequeña marronería para diversos fines, de los cuales la caza y la pesca son una de las posibles razones, la ciudad de Cayenne donde "Negros de día" encontrar su trabajo para ser contratado por un salario pequeño pero sustancial, es un segundo punto de atracción.

Análisis de imagen

Théodore Bray, Three Brown Negroes, en Surinam

En el corazón de la selva de Guyana, tres hombres, conocidos como "cimarrones" o esclavos fugitivos, descansan, charlando alrededor de una fogata que uno imagina destinada a mantener a raya a insectos y serpientes. Un árbol talado y una cabaña básica constituyen los arreglos rápidos para esta escala temporal. Un sable de matanza clavado en el suelo es la herramienta fundamental en su huida, que se han cuidado de llevar consigo. El plantador Théodore Bray, afincado en la Guayana Holandesa hacia 1840, dibuja esta escena granate, con la naturalidad de las cosas vistas, sin connotaciones románticas. Uno de los castaños fuma una pipa de barro, objeto característico del mundo material de los esclavos en las plantaciones, según revela la arqueología. Quizás nacidos en África o de una segunda generación que creció en las plantaciones americanas, su medio de expresión es una de las lenguas criollas resultado de la variedad lingüística original de los esclavos y los dueños que los emplean. . La región de las Guyanas por sí sola ha dado lugar a varias lenguas: criollo con una base léxica francesa, angloportugués y angloholandés.

El bosque ofrece un lugar para esconderse, para reconstruir formas de identidad personal y social, fuera del mundo esclavista. Sin embargo, bajo la constante amenaza de ser descubiertos, las castañas se enfrentan a las dificultades de asegurar su subsistencia, en un entorno hostil donde faltan herramientas.

Informe semanal de marihuana

Los fugitivos breves se tratan con pragmatismo. Considerado inevitable, tolerado siempre que no exceda de unos días, es sin embargo objeto de declaraciones (salida, regreso o arresto) a la administración. La publicación de "avisos de marronage" en la prensa semanal local permite un seguimiento permanente del fenómeno y deja la gestión de cada vivienda a criterio de toda la sociedad colonial. La Hoja de Guayana Francesa indica con la mayor precisión posible el origen de cada esclavo, su edad y tamaño, en unidades de medida antiguas y nuevas donde el milímetro está entonces a favor.

Siguió un llamado a la constitución de la milicia local que, bajo las órdenes de los comandantes de distrito, fue en busca de información sobre los fugitivos. El descubrimiento de chozas o vestigios de cultivos provoca la organización de palizas encabezadas por destacamentos armados: el marronzamiento organizado sigue siendo, para el propietario, el símbolo más fuerte del derrocamiento del orden esclavista.

Ante la masa de trabajadores serviles (86% de la población en promedio en Guyana), el microcosmos de los hacendados teme con angustia cualquier laxitud de sus integrantes en la policía en los talleres, como cualquier exceso susceptible de provocar una revuelta. De hecho, y en interés de los propios propietarios, las penas extremas previstas por el Código Negro (mutilación, muerte por tercer delito) siguen siendo raras veces aplicadas.

Mapa, de, guayana francesa

Más allá de una zona costera que luego se extiende por más de ochocientos kilómetros, Guyana aparece como un país desconocido, "todo cubierto de madera", todavía poblado por varias tribus o aldeas de amerindios. Por tanto, la ocupación europea se desarrolló en la isla fluvial de Cayena, luego en los estuarios de Approuague (donde el "Fort des Flamands" da testimonio de las luchas entre potencias coloniales) y de Oyapock, defendido por el Fuerte. San Luis. A mediados del siglo XVIII, este movimiento se extendió, todavía a lo largo de la costa, al noroeste de Cayena. El bosque impenetrable y las zonas de rápidos o "saltos" que bloquean los ríos definen una "Guyana del interior" que escapa a cualquier forma de intervención colonial. También atrae, como posible lugar de refugio, cimarrones de Surinam, donde rebeliones a gran escala han llevado al gobierno a concluir tratados reconociendo a ciertos grupos fuertemente constituidos como personas libres (1760 para los Njuka, 1762 para los Saramaka). El conocimiento de este inmenso territorio sólo se basó hasta 1729, fecha del mapa de d'Anville, en los relatos de las exploraciones realizadas por los jesuitas. Se benefició de la creación de un servicio geográfico en 1763, dentro de la administración local de la Armada, luego de los primeros viajes dirigidos por científicos (el geógrafo Mentelle en 1779, el naturalista Leblond, de 1786 a 1789). Sin embargo, la demarcación de la frontera sur de Guyana no se llevará a cabo efectivamente sobre el terreno hasta 1956-1957.

Interpretación

Interpretación

Frente a la brutalidad y deshumanización del sistema esclavista, el mezquino marronismo representa un espacio de libertad que crean los propios esclavos; manifiesta su resistencia a diario.

  • tarjetas
  • historia colonial
  • esclavitud
  • Guayana
  • abandonando
  • de ultramar

Bibliografía

Regards sur les Antilles: Catálogo de la colección Marcel Chatillon del Musée d'Aquitaine, Burdeos, 23 de septiembre de 1999 - 16 de enero de 2000, París, RMN- Burdeos, Musée d'Aquitaine, 1999 Serge MAM LAM FOUCK Guyana francesa en tiempos de esclavitud, de oro y francización (1802-1946) Petit Bourg (Guadalupe), Ibis rouge, 1999 Jean MOOMOU El mundo de los cimarrones de Maroni en Guyana (1772-1860) El nacimiento de un pueblo, el BoniPetit Bourg ( Guadalupe), Ibis rouge, 2004.Richard PRICE y Sally PRICELes MarronsChateauneuf-le-Rouge, Vents Outre, 2003.Richard PRICELes primeros tiempos, la concepción de la historia de Marrons Saramaka París, Seuil, 1994. Guía de las fuentes de la trata de esclavos, esclavitud y su abolición, Direction des Archives de France, La documentation française, París, 2007.

Para citar este artículo

Françoise LEMAIRE, "El marronnage"


Vídeo: Métissage Répertoire vidéo E. Glissant